Turismo por José Denis Cruz,

Amantes de las aves se reunieron  el fin de semana en la playa humedal El Guayabo, en las costas del Lago Cocibolca para conmemorar el Día Internacional de Aves Playeras, que se celebrará mañana.

A pesar de que Nicaragua cuenta con más de 750 especies y por su ubicación geográfica que le permite ser un punto de paso obligado para aves migratorias, el país no ha consolidado el avistamiento como parte de su oferta turística.

Para la presidente de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), Lucy Valenti, el aviturismo permitiría atraer al país a turistas que gastarían más del promedio (unos 41 dólares), es por ello que desde su organización han planteado la necesidad de diversificar la oferta turística, incluyendo el avistamiento de aves en las diversas regiones.

Poco explotado. Empresarios del sector instan a promover el avistamiento

“Desde Canatur hemos definido que uno de los productos que nosotros vamos a trabajar e impulsar es el de aviturismo, es un segmento de mercado que gasta mucho, son segmentos con alto poder adquisitivo, en los Estados Unidos hay más de 80 millones de pajareros que recorren ese y otros países, y Nicaragua tiene por encima de 700 especies de aves que ofrecer al mundo y a este segmente”, dijo.

Según la presidente de Canatur, en Nicaragua ya existen tour operadoras que ofrecen este servicio, pero urge la necesidad de impulsarlo como un segmento importante.

El presidente de la Cámara Nacional de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (Cantur), Leonardo Torres, coincide en el poco impulso de esta oferta.

“Tenemos una fauna bastante extensa en zonas montañosas, en el Río San Juan, hay varias zonas donde hay concentración de aves, pero no los aprovechamos como oferta turística”, planteó Torres.

“Tenemos que sentarnos las cámaras, hemos discutido cómo hacer para aumentar el gasto promedio del turista, estamos llegando a los 45 dólares, tenemos que aumentar el gasto promedio, la manera de lograrlo es con nuevos productos turísticos, el avistamiento es uno de ellos”, insistió el empresario.

A criterio de Salvadora Morales, presidenta de la fundación de aves Quetzalli, Nicaragua cuenta con un potencial enorme en el avistamiento de aves, pero para explotarlo se necesitan un plan integral en el que se incluya el tema de la infraestructura.

Valenti sostuvo que el avistamiento de aves no es solo contar con las 700 especies de aves, sino contar con condiciones de alojamiento y guías especializados. “Es poca la oferta de servicios que existen para atender a este segmento turístico y una de las limitantes que existe es la falta de guías especializados”, comentó.

Los empresarios coinciden que el aviturismo es un mercado con potencial económico fuerte, que contribuiría a afianzar la oferta del país a nivel internacional y que está sumamente vinculado a la conservación de especies al involucra a organizaciones no gubernamentales, Gobierno y empresa privada.


Noticias Relacionadas

Al menos una docena de diferentes especies de aves fueron contabilizadas por el científico y estudioso de aves, Jeffrey McCrary, durante un tour con ...

por Mauricio González