Los Portales de Álamos.
Los Portales de Álamos.

Turismo por Metro Internacional,

Cuando alguien nos habla de vacacionar en las ciudades del norte de México, en automático pensamos en mucho calor, desierto y cactus por todos lados.

Sin embargo, en cuatro días logramos descubrir que en el sur de Sonora encuentras mucho más que eso y opciones para vacacionar.
Increíbles museos, playas, pueblos mágicos, comunidades con hermosas artesanías, gastronomía, deportes extremos, caminata, lugares de esparcimiento, paisajes imperdibles… absolutamente todo en distancias que se pueden recorrer en menos de media hora.

Ciudad Obregón, Álamos, Huatabampo, Navojoa y Cócorit son lugares clave que recorrimos y que se roban el corazón de cualquiera. A continuación te decimos por qué.

Una probadita de bacanora

Uno de los destilados más populares de Sonora es el bacanora y probablemente una de las bebidas más fuertes que existen. Cuenta con 300 años de historia y su peculiar proceso de extracción se traduce en una elegante botella que contiene una bebida con 42 grados de alcohol, ideal para acompañar la comida grasosa, pues acelera el proceso digestivo, según los expertos.

Parque La Colorada. / Metro

La magia de Álamos

Situado a 30 minutos del aeropuerto de Ciudad Obregón, encontramos Álamos, un pueblo mágico que te invita a recorrer sus calles y conocer su historia. Uno de los lugares más visitados es la casa y museo de María Félix, oriunda de este municipio.

Además, una parada obligada es el Museo Costumbrista, donde podrás conocer la historia del pueblo, sus personajes más destacados y algunos objetos de finales del siglo XIX que en su momento fueron pertenencias de todos los estratos sociales de este enigmático lugar.

Museo Sonora en la Revolución

En Ciudad Obregón también existen lugares imperdibles y uno de los más importantes, sin duda, es el Museo Sonora en la Revolución, un lugar interactivo y lleno de historia, que rinde homenaje al general Álvaro Obregón. Aquí podrás encontrar piezas de los años veinte y utilizadas en la época de la Revolución, como las famosas vitrolas con música de la época, radionovelas, revistas, y hasta te podrás disfrazar para tomarte una foto como si estuvieras en una reunión durante 1920.

Artesanía  en Masiaca. /Metro

Sonora y su comida

Como buenos norteños, los sonorenses preparan los mejores asados con carne, que sin duda son una joya; pero si te adentras un poco al pueblo indígena de Masiaca, muy cerca de Navojoa, podrás descubrir un comedor tradicional en donde disfrutarás platillos tradicionales de la zona.

La crema de garbanzo, la cazuela, las pitayas, el guqui, el atole de harina con piloncillo y, por supuesto, las coyotas son los más pedidos en este lugar. 

Si lo tuyo es la comida rápida callejera, entonces es prioridad que vayas en busca de unos dogos, similares a los hot dogs, pero con panes mucho más ricos que los tradicionales, acompañados de cebolla caramelizada, salsa picante y guacamole.


Noticias Relacionadas

El desierto de Atacama, en el norte de Chile, presenta una vez al año un espectáculo único que permite a sus visitantes inmortalizar las más varia...

por Pilar Gil/ Metro World News