El conteo de las aves será en Managua, Masaya y Granada. |cortesía
El conteo de las aves será en Managua, Masaya y Granada. |cortesía

Turismo por Mauricio González /Metro Nicaragua.,

En el contexto del Día Mundial de las Aves Playeras, científicos del país participarán en el Conteo Mundial de Aves Playeras, que se realiza cada 6 de septiembre. El país, con sus diversos humedales, es uno de los principales destinos de estas especies, que en su gran mayoría vienen volando desde el norte de América.

Los expertos de la organización Quetzalli Nicaragua, a cargo de la científica Salvadora Morales, indican que las aves playeras son importantes porque son un indicador sobre la salud de los ecosistemas acuáticos de toda la región. De igual manera, porque son un importante atractivo para turistas internacionales que desean ver estos animales en sus hábitats de vida.

En los últimos años, organizaciones como Manomet financian a expertos como Quetzalli para realizar investigaciones sobre las aves y de esta forma preservarlas a ellas y sus hábitats. Morales aseguró que este año harán conteo en el lago de Managua, Golfo de Fonseca, El Guayabo y la laguna de Tiscapa, estos últimos ubicados en Granada y Masaya.

La científica indicó que los ciudadanos interesados en participar en este evento pueden escribir en la página de fans de Quetzalli Nicaragua. “El objetivo es hacer conciencia sobre la importancia de las aves playeras”, precisó.

Durante el avistamiento se pueden observar cientos de especies de aves de diferentes tamaños y colores. Otro atractivo de este evento es la oportunidad de conocer los hábitats donde las especies se alimentan e incluso algunas hacen nidos.

Este año sería el tercer conteo consecutivo que realiza Quetzalli en Nicaragua. El beneficio de este evento es que proporciona cifras poblacionales precisas y no estimativas, lo que constituye uno de los elementos fundamentales a la hora de evaluar el estatus de protección.

El conteo mundial terminará el 11 de este mes. Los sitios donde es posible ver el espectáculo natural de las aves acuáticas están desapareciendo. Morales aseguró que las aves no pudieron reproducirse este año en el norte debido al frio y hielo que predomina.

A su criterio eso es interesante porque en otros conteos, entre julio y agosto, han encontrado aves migrando. “Puede ser un año bien interesante para conocer qué está pasando en septiembre”, dijo.
Pie de foto: Este año sería el tercer conteo consecutivo que se realiza en el país.


Noticias Relacionadas