La temporada de cruceros 2017-2018 se inició el 30 de julio 2017 y terminará el 23 de junio 2018. Cortesía/Metro
La temporada de cruceros 2017-2018 se inició el 30 de julio 2017 y terminará el 23 de junio 2018. Cortesía/Metro

Turismo por Edición Web,

Este Viernes Santo llegó a las costas de Corn Island, en el Caribe Sur de Nicaragua, el crucero Fram de Panamá. La embarcación arribó con más de 107 turistas y 75 tripulantes.

Mario Berrios, capitán de navío, jefe del Distrito Naval del Caribe detalló que el crucero arribó a las 06:45 de la mañana.

Los turistas son procedentes de Provincia de Bocas del Toro, Panamá

Según la Naval, está previsto que a las 6:00 de la tarde de este Viernes Santo, el crucero zarpe hacia Isla San Andrés de Colombia.

“La Fuerza Naval realiza línea de vigilancia con una Lancha rápida para la protección  de la embarcación y el desembarque de los turistas, coordinado con el subcomité de seguridad del puerto y autoridades municipales”, explicó Berrios


El turismo internacional dejó a Nicaragua ingresos por unos 700 millones de dólares en 2017, un 9 por ciento más que los 642,1 millones de dólares captados durante 2016, según cifras oficiales.

Nicaragua prevé recibir 82 cruceros en las costas del Pacífico y en el Mar Caribe durante la temporada 2017-2018, el 5,1 por ciento más que en el período anterior, cuando atracaron en sus puertos 78 de esas embarcaciones.

En la temporada de cruceros 2017-2018, que se inició el 30 de julio 2017 y terminará el 23 de junio 2018, arribarán un total de 82 cruceros entre el balneario turístico de San Juan del Sur, el puerto Corinto, ambos en el Pacífico; y en la paradisíaca isla de Corn Islands o Isla del Maíz, en el Caribe, según el Intur.


Noticias Relacionadas

Sea Cloud II, un pequeño crucero que atracó en la paradisíaca isla de Corn Islands o Isla del Maíz, en el Caribe, informó ayer el Instituto Nicar...

por EFE

La Empresa Portuaria Nacional (EPN) inauguró el modernizado muelle municipal de Corn Island, en el Caribe Sur, obra que permitirá recibir más buque...

por Noelia Gutiérrez