Parque Nacional Grands Jardín. Cortesía
Parque Nacional Grands Jardín. Cortesía

Turismo por Erika Padrón/Metro World News,

¿Te imaginás un lugar con paisajes de ensueño formados gracias al choque de un meteorito que impactó la Tierra hace millones de años? Pues ese lugar montañoso que seduce a todos los viajeros amantes de la naturaleza se llama Charlevoix, una ciudad de la provincia de Quebec, Canadá, donde se dan cita cientos de turistas para disfrutar de fabulosos días de verano o de invierno.

Cómo llegar…
Llegar a Charlevoix es fácil para el viajero, primero debés arribar a Quebec y de ahí, tomar el tren que conecta con dicho destino en un viaje de aproximadamente hora y media, donde descubrirás sus hermosos paisajes de ensueño. Recordá que para llegar a Quebec, la mejor alternativa es por Air Canada que ofrece diversas frecuencias desde la CDMX hacia Montreal, Toronto y Vancouver.

Parque Nacional Grands Jardín
Es uno de los sitios imperdibles que tenés que conocer en Charlevoix porque ahí están las vistas más hermosas de las montañas y lagos. Muchos lo visitan porque es ideal para practicar el senderismo y otros deportes. Aquí podés pasar un agradable rato corriendo o simplemente acampando. Subir al punto más alto es una de las experiencias más gratificantes que podés experimentar.

Parque Nacional Grands Jardín. Cortesía

Bahía de Santa Catarina
El avistamiento de ballenas es otra de las experiencias más fascinantes y el sitio para hacerlo es el Río San Lorenzo. Tenés que llegar a la Bahía de Santa Catarina por carretera y tomar uno de los tours que ofrece Croisiéres AML a bordo de un barco o bote inflable, o bien llamados zodiac, pero te aseguramos que en el primero estarás bastante cómodo, ya que es una nave de tres niveles con todos los servicios: baños, cafetería y una guía que te avisará el momento preciso para observar aves, focas, belugas y ballenas.

Conoce a los emús
Charlevoix no solo es un destino de aventura, es una región que se distingue por los productos que fabrican sus pequeños locatarios como el Centre de l’Émeu, la granja más grande de emú de Canadá dedicada a la fabricación de aceites, jabones, cremas, champú hechos con las propiedades de estos animales. Raymond Tremblay, propietaria del centro será tu anfitriona y de su mano conocerás las características de los emús, animales parecidos al avestruz. Ella te explicará los beneficios del aceite que fabrican, conocido por ser un humectante excepcional y que se usa para aliviar los síntomas de diversas afecciones, pero eso no es todo, tu visita será cerrada por degustaciones de algunas recetas hechas con carne de emú que seguro sorprenderá a tu paladar.

Observatorio astronómico
Es un centro dedicado a la investigación que te brinda una experiencia interactiva a cargo del astrónomo Jean-Michel Gastonguay, quien te responderá a través de varias muestras y de una maqueta en 3D todas las preguntas sobre el impacto del famoso meteorito que cayó en esa región y que te ayuda a comprender por qué Charlevoix tiene esos paisajes que seducen a todos los aventureros. Tu visita se complementa con la observación de las constelaciones y si tenés suerte, podrás observar a través del telescopio la luna en todo su esplendor. Te aseguramos que apreciarás de una manera diferente el cielo y paisaje de Charlevoix después de conocer la historia del cataclismo.

Sobrevuela Charlevoix
Sobrevolar Charlevoix te dejará sin aliento, así que es una buena opción para cerrar el tour por este bello lugar y qué mejor que hacerlo desde las alturas en un vuelo que dura aproximadamente 20 minutos. Ideal para que usés tu GoPro y capturés las increíbles panorámicas que ofrece este recorrido donde admirarás las montañas y los pintorescos pueblos que caracterizan a esta región.


Noticias Relacionadas