FOTOS |ERIKA PADRÓN
FOTOS |ERIKA PADRÓN

Turismo por ERIKA PADRÓN,

Es uno de los principales atractivos turísticos de Canadá y una ciudad que recibe con los brazos abiertos al turista y además, lo enamora con su hospitalidad. Te invitamos a descubrir por qué Quebec atrae a tantos viajeros y lo que debes hacer si la visitas.

Para apreciar mejor una ciudad hay que conocer su historia, solo así se comprende su riqueza cultural y el espíritu de su gente, y Quebec es el ejemplo de un lugar que seduce al turista, no solo por ser una metrópoli francófona con un aire europeo, sino por la cordialidad de su gente que te hace sentir como en casa y amar su cultura a través de sus calles, museos y comida.

Y es que en Quebec, la tierra del Cirque du Soleil, ningún viajero se sentirá decepcionado porque siempre encontrará algo por hacer, experimentar o degustar. Además, es una ciudad segura que puedes recorrer a pie para descubrir por qué es considerada una de las mejores urbes para vacacionar y vivir.

Quebec fue fundada en la desembocadura del río San Lorenzo. En siglo XVI, los franceses usaron esta zona como campamento base para sus exploraciones y cuando decidieron establecerse fundaron la cuna de la civilización francesa en América del Norte.

Por ello, si decides pasar tus vacaciones en este lugar te recomendamos siete cosas que debes hacer en el viejo Quebec.

1. El castillo de Frontenac

Un sitio obligado que debes visitar. Es un hotel de lujo y uno de los símbolos de la ciudad que se alza imponente y que puedes observar desde diferentes puntos y calles, es el hotel más fotografiado del mundo y obviamente una selfie en este castillo no debe faltar. El Frontenac abrió sus puertas en 1893 y aunque no seas huésped puedes revivir su historia y recorrerlo a través de los diferentes tours que se ofrecen, como el de cicerone.ca, que te invita a descubrirlo a través de sus personajes emblemáticos, su evolución arquitectónica y los acontecimientos históricos que lo han marcado.

 

 

2. El museo de la civilización

Aquí no solo encontrarás interesantes exposiciones, sino que es un museo dedicado al estudio de la cultura y las civilizaciones de todo el mundo. Es una buena recomendación para aquellos viajeros que gustan empaparse de la historia del lugar, porque aparte de la exposición principal, hay una sala dedicada a Quebec y sus orígenes.

3. Las cascadas de Montmorency

Se dice que su caída de agua, de 83 metros, es aún más alta que la del Niágara, así que es un excelente lugar para hacer turismo de aventura. Aprovecha también para visitar, a unos cuantos kilómetros, el santuario de Santa Ana, uno de los más famosos, no solo por su arquitectura, sino por sus vitrales, pinturas y esculturas, como la réplica de La Piedad que se encuentra a un costado de la iglesia.

4. La Isla de Orleans

El lugar perfecto para descubrir y probar los productos locales. Se encuentra a 15 minutos de la ciudad y el camino para llegar está enmarcado por el río San Lorenzo y por casas de madera dignas de una postal otoñal. Vale la pena conocer la isla porque podrás visitar los campos donde siembran fresas, frambuesas y demás frutos. Asimismo, es el sitio ideal para degustar las bebidas típicas de la región, como la sidra de hielo hecha con base en manzanas o algunos de sus famosos vinos. Y si deseas llevar souvenirs, aquí podrás comprar miel de maple, vinos y productos locales a precios muy bajos.

.


Noticias Relacionadas

¿Te imaginás un lugar con paisajes de ensueño formados gracias al choque de un meteorito que impactó la Tierra hace millones de años? Pues ese lu...

por Erika Padrón/Metro World News