Imagen referencial /Archivo
Imagen referencial /Archivo

Turismo por Ingrid Duarte,

La preparación del gremio de guías turísticos de Nicaragua y del resto de Latinoamérica es una de las prioridades para los próximos años, explicó  Edgard Balladares, presidente de la Asociación de Guías de Turismo de Nicaragua (Asogturnic).

Unos 160 guías turísticos de la región están reunidos en Managua participando en un Encuentro Regional de Guías Turísticos de Centroamérica, al que también asisten expertos de México, Perú y Colombia.

El evento, que por primera vez se realiza en el país, busca conocer experiencias novedosas y crear enlaces para mejorar el servicio a los turistas, manifestó Balladares.

Insistió que la capacitación del gremio es fundamental en la cadena productiva del sector turismo. “El guía es quien da la cara por su país. Es la persona que funge como embajador y es de quien depende la satisfacción del visitante. El guía tiene la responsabilidad de hacer que el visitante se lleve una buena impresión del país”, expresó.

El dirigente indicó que estas personas deben conocer acerca de historia, geografía, cultura, gastronomía, flora y fauna, así como el manejo del idioma inglés, una tarea que se mantiene de forma constante gracias a la coordinación que hay con instituciones gubernamentales, como el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), el Instituto Nacional Tecnológico (Inatec) y la Escuela Nacional de Hotelería (ENAH)

“Luego se debe ir mostrado interés en temas de especialización, por ejemplo, en historia natural, geología o vulcanología, todos los elementos que nos permitan a nosotros explotar los recursos que tenemos en nuestro país”, sostuvo Balladares.

Lina Isabel Chávez Palomares, subdirectora de Certificación Turística de México, quien compartió la experiencia de su país, explicó que la cadena de valor que se produce en el turismo está ligada intrínsecamente al capital humano.

“El guía es el prestador de servicios de primer contacto con el turista, es  motivador de valores de conservación físicos e intangibles, es intérprete, educador y facilitador, es mediador cultural y es el artesano de las experiencias que se llevan los turistas. Si ellos ofrecen un servicio de calidad, se genera un valor agregado para todos”, detalló.


Noticias Relacionadas