Nazarenos de la hermandad del Cristo de la Expiración en el interior de la Mezquita-Catedral Córdoba durante su estación de penitencia celebrada hoy, día de Viernes Santo. EFE/
Nazarenos de la hermandad del Cristo de la Expiración en el interior de la Mezquita-Catedral Córdoba durante su estación de penitencia celebrada hoy, día de Viernes Santo. EFE/

Turismo por EFE,

España celebra su Semana Santa marcada por el buen tiempo y una variada programación de procesiones religiosas a lo largo y ancho de su geografía, que dividen a los turistas entre los que buscan sol y quienes quieren saciar su fervor religioso.

Este periodo vacacional en España aglutina el mayor movimiento de desplazamientos en coches del país en apenas diez días, con 8,8 millones de viajes, que este año coinciden con un tiempo soleado que ha vaciado las grandes ciudades españolas y ha conseguido que el sector hotelero roce el 85 % de ocupación.

Los visitantes se dividen entre quienes buscan disfrutar las jornadas festivas al sol, con un turismo que se concentra en las costas y las islas, y quienes se dirigen a las regiones con más devoción religiosa en Semana Santa, como Andalucía (sur) o Castilla León y Aragón (centro).

Lo que une a ambos turistas -religiosos y ociosos- es la gastronomía, ya que todo el mundo suele degustar alguna de los postres típicos de estas fechas, como son las tradicionales torrijas (pan bañado en leche frito y almíbar) o las monas de pascua (un bollo acompañado de un huevo de gallina o de chocolate).

El paisaje de las ciudades con más tradición religiosa cambia radicalmente con la Semana Santa, con las calles llenas de los nazarenos que integran los cofradías que desfilan estos días y llevan a hombros las imágenes sagradas

Solo en Andalucía, una de las regiones con más fervor religioso, hay unos 100.000 penitentes de 258 cofradías. La Madrugá sevillana, que tuvo lugar esta noche, es uno de los eventos que más seguidores aglutina, y está compuesta por seis procesiones a noche cerrada, con pasos con mucha fama como los de la Virgen de la Macarena y el Jesús del Gran Poder.

Solo esta noche, la ciudad sureña ha visto desfilar a unos 10.000 nazarenos ataviados con sus capirotes, un sombrero alto en forma de cono que, junto a la túnica conforma la tradicional vestimenta de los nazarenos.

Su parecido con el Ku Klux Klan estadounidense ha causado no pocas sorpresas, como la del alero estadounidense Trent Lockett -originario de Minessota- y jugador del CB Sevilla, que compartió esta semana en su perfil de Instagram imágenes de nazarenos que, en un primer momento, confundió con seguidores de la organización xenófoba.

El propio Antonio Banderas, que comenzó a vestirse de nazareno en su Málaga natal a los 7 años, ha tenido que explicar en Estados Unidos estas imágenes y desligarlas del grupo supremacista, ya que aunque el traje es idéntico, las mayorías de las cofradías españolas datan de varios siglos anteriores a la fundación del Ku Klux Klan.

Además de las procesiones de nazarenos, en España también son típicas las ‘tamborradas’, especialmente en la zona de Aragón (centro).

Hoy tuvo lugar a las 12.00 horas (14.00 gmt), la de la ciudad de Calanda, denominada la ‘Rompida de la hora’, que aglutina el estruendo de cientos de tambores y bombos, que serán aporreados durante 24 horas para recordar el fallecimiento de Jesús de Nazaret.

Esta tradición, que el año que viene optará a convertirse en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, tuvo en el cineasta Luis Buñuel -oriundo de esta pequeña localidad- a uno de sus mejores promotores.

Además de nazarenos y ‘tamborradas’, es típico que las mujeres, especialmente en el sur, se vistan con mantillas y peinetas negras, guantes y rosarios en las manos, mientras que los hombres se vistan con trajes y corbatas oscuras, para conmemorar la pasión y la muerte de Cristo.

Una tradición que acrecienta el contraste en aquellas ciudades que congregan por igual a turistas que quieren disfrutar del buen tiempo y quienes asisten a la programación religiosa: con sus mejores galas los locales y con atuendo cómodo formado por bermudas y camisetas los locales, que observan atónitos las mantillas de las mujeres.


Noticias Relacionadas