Wasp-121b tiene una temperatura diez veces más caliente que cualquier otro conocido. / Cortesía
Wasp-121b tiene una temperatura diez veces más caliente que cualquier otro conocido. / Cortesía

Tecnología, Trending por Metro internacional,

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (Nasa, por sus siglas en inglés) dio a conocer los fascinantes detalles de un exoplaneta, nombre que reciben los planetas que están fuera de nuestro sistema solar, con forma de pelota de rugby, ubicado a unos 900 años luz de la Tierra y que posee una atmósfera de 2.537ºC.

De acuerdo con lo que se pudo descubrir a través del telescopio Hubble, proyecto de cooperación internacional entre la Nasa y la ESA (Agencia Espacial Europea), Wasp-121b, nombre científico que recibe el exoplaneta, tiene una temperatura diez veces más caliente que cualquier otro conocido, esto debido a que se encuentra muy cerca de su estrella anfitriona, que es más brillante y caliente que nuestro sol.

La fuerza de gravedad que ejerce el astro sobre el exoplaneta provoca su aspecto de pelota de rugby. Esta fuerza es tan fuerte que puede provocar su completa destrucción. 

Wasp-121b forma parte de una clase conocida como “Júpiter caliente”: exoplanetas gigantes de gas que orbitan extremadamente cerca de su estrella anfitriona.

Evapora metales pesados

Eso no es todo, ya que de acuerdo con el estudio publicado en el Astronomical Journal, metales pesados, como magnesio y hierro, escapan de la atmósfera superior de Wasp-121b en forma de gas.

Generalmente, otros planetas calientes son lo suficientemente fríos como para condensar ese gas y transformarlo en nubes, sin embargo, un torrente de luz ultravioleta de la estrella anfitriona está calentando la atmósfera superior del Wasp-121b, que provoca que el magnesio y el gas de hierro escapen al espacio.

“Se han visto metales pesados ​​en otros Júpiter calientes antes, pero solo en la atmósfera inferior (…). Así que no sabes si están escapando o no. Con Wasp-121b, vemos magnesio y gas de hierro tan lejos del planeta que no están unidos gravitacionalmente”, indicó David Sing, investigador principal del estudio perteneciente a la Universidad Johns Hopkins.

De la misma manera, el especialista explica que “los metales pesados ​​escapan en parte porque el planeta es tan grande e hinchado que su gravedad es relativamente débil”.

Generalmente, cuando un planeta con estas características se acerca a esa distancia de su estrella, la atmósfera primitiva se destruye y se quema, no obstante, lo curioso es que Wasp-121b aún posee atmósfera, aunque cabe destacar que está siendo despojado activamente de ella.

Se prevé que la NASA continúe realizando seguimiento a este exoplaneta con el nuevo telescopio espacial James Webb, que se lanza recién en 2021.


Noticias Relacionadas