/Cortesia
/Cortesia

Tecnología, Trending por Luis Miranda ,

Si bien no fue la primera en crear un videojuego o consola de sobremesa, Atari, la empresa creada por Nolan Bushnell, supo capitalizar el éxito obtenido por Pong y múltiples juegos de arcades, además creó una consola que prometía la misma experiencia de los juegos de arcadia.

El desarrollo de la Atari 2600, originalmente llamada Atari Video Computer System o Atari VCS, comenzó en 1976. Bushnell vio el potencial de la Odissey, la primera consola de videojuegos y decidió aventurarse a crear una pieza de hardware que ofrecería los éxitos de Atari para disfrutarlos desde la comodidad del sofá.

La empresa siempre ha sido recordada como la que dio el banderazo inicial a la industria de los videojuegos

Aún así, la historia de la Atari 2600 no es tan bella como se podría pensar, ya que la consola tomó varios años para ganar su espacio. Los primeros años fueron complicados, ya que la consola de Atari apenas logró vender la mitad de las unidades fabricadas. De nada sirvió la inversión millonaria de Warner; simplemente la gente no estaba interesada en los videojuegos.

No fue sino hasta 1979, ya sin Bushnell en los controles, que la Atari 2600 comenzó a despegar. La razón fue la llegada del juego Space Invaders, el cual cuadruplicó las ventas de la consola en tres años y la posicionó como la más vendida en 1982 con un total de 10 millones de unidades distribuidas. Sumado a esto, los usuarios disfrutaban de otros juegos entre los que se encontraba Asteroids, Missile Command o Frogger, por citar algunos.

Dato curioso:
¿Sabías que el famoso juego Breakout fue desarrollado por Steve Jobs y Steve Wozniak? Nolan Bushnell confió esta labor a los cofundadores de Apple, quienes trabajaron en una versión del juego mucho antes de crear la compañía que les daría millones de dólares.

Lamentablemente la consola vio su fin en la llamada crisis de 1983, cuyos causantes fueron juegos como Pac-Man o E.T. debido a su pésima calidad. Curiosamente, la consola no dejó de venderse de la noche a la mañana, ya que la inmensa biblioteca de juegos existente y un relativo bajo precio provocó que se mantuviera en los anaqueles por diez años más.

El Atari 2600 tuvo muchos logros, pero entre los más importantes es el de ser la consola que popularizó el uso del microprocesador y los cartuchos, algo que Nintendo y otros fabricantes adoptarían en años posteriores.

Además, Atari vio el potencial de pagar licencias para llevar los mejores juegos a la consola, una práctica que es muy común en la actualidad. Juegos como Star Wars o Space Invaders generaron millones de dólares en ventas a la compañía.

Por último, Atari también es responsable de haber dado inicio a la industria de desarrolladores third party. Ingenieros que trabajaron en su momento en la compañía, la abandonaron más adelante para crear Activision y desarrollar juegos de mejor calidad para esta plataforma.

Atari ha pasado por mucho durante los últimos 35 años hasta hoy, cuando anuncia regresar con una consola cuyo diseño nos recuerda las viejas glorias de la empresa; esos días en los que sus usuarios pasaban horas y horas frente a Pitfall, Joust o Space Invaders.

No se sabe si la nueva pieza de hardware tendrá el potencial para irrumpir en un mercado dominado por los teléfonos móviles y las potentes consolas de Microsoft o Sony, pero lo cierto es que Atari nunca la tuvo fácil y siempre fue remando contra la corriente, incluso en sus mejores años. Y hoy no va a ser diferente.


Noticias Relacionadas