La nueva consola se conecta al televisor y además trae pantalla táctil para usarse de forma portátil. /Nintendo
La nueva consola se conecta al televisor y además trae pantalla táctil para usarse de forma portátil. /Nintendo

Tecnología, Trending por Raúl Estrada,

Este jueves 12 de enero Nintendo hará una presentación sobre la Nintendo Switch, su consola de nueva generación que tiene la gran tarea de hacer olvidar el traspié que significó la anterior Wii U.

Y Nintendo no puede permitirse fallar otra vez. La Wii U se lanzó hace cuatro años y hasta la fecha ha vendido solo 13 millones de unidades, un número ínfimo al lado de la Wii que entre 2006 y 2012 movió más de 100 millones de unidades.

Por lo mismo, Nintendo tiene en la Switch una gran oportunidad, a la vez que la enorme responsabilidad de probar que siguen vigentes. Y para ello, están buscando otra vez refrescar el concepto de una consola tradicional, tal como lo vienen haciendo desde la

Wii. Ahora, la novedad está en que el aparato es un híbrido entre portátil y de sobremesa, que incluye una pantalla táctil de 6.2 pulgadas y controles extraíbles, pero que además se puede conectar al televisor mediante una base de conexión.

Switch, en su concepto más básico, busca borrar la línea entre las consolas portátiles como la Nintendo DS y las más tradicionales que siempre se han utilizado en la TV.

Medidas

6,2 pulgadas tiene la pantalla táctil de la Nintendo Switch con controles extraíbles, y además se puede conectar al televisor mediante una base de conexión.

Sin embargo, previo a los anuncios más importantes de Nintendo en los últimos años, hay todavía algunas dudas sobre la forma en que la compañía va a llevar adelante su estrategia. Una de las principales carencias de las plataformas de Nintendo ha sido el apoyo de los estudios externos, que publican éxitos de ventas y popularidad como Battlefield, Call of Duty, FIFA o Grand Theft Auto. Esos juegos brillaron por su ausencia en Wii U (y varios de ellos en Wii), principalmente por la percepción de “consola infantil” de las máquinas marca Nintendo.Por la tradición de los creadores de Mario y Yoshi, cualquier anuncio sobre nueva consola o plataforma que hagan siempre acapara la atención del público y los medios. Nintendo, además, viene desde hace un tiempo dando buenos pasos en un mundo nuevo para ellos, como el de los teléfonos móviles: tanto Pokémon Go como Super Mario Run, creados específicamente para smartphones, han sido bien recibidos en general y el objetivo de Nintendo con ambos títulos fue acercarse a otros jugadores, menos asiduos a una consola de videojuegos tradicional. Y a juzgar por los resultados, la táctica resultó efectiva.

Nintendo está apostando buena parte de su futuro a lo que pueda hacer con Nintendo Switch. Y aún cuando sus consolas no tienen las ventas esperadas, Nintendo se ha preocupado de surtir el catálogo con juegos propios de alta calidad. Wii U es prueba de ello con juegos como Mario Kart 8, Splatoon, Pikmin o Mario 3D World. En ese sentido, los fans de Nintendo tienen poco y nada de que preocuparse, porque con toda seguridad la consola tendrá excelentes productos para disfrutar en ella.

Entonces, la pregunta clave es ¿será Nintendo capaz de reinventarse otra vez? Porque mientras sus competidores –Xbox y PlayStation- son más populares apostando por un hardware más avanzado y plataformas más modernas, Nintendo prefiere aferrarse a su identidad de marca y buscar un concepto novedoso, pero sin perder sus valores tradicionales. La cuestión será saber si el público responde de manera positiva a la Switch o si les volverá a dar la espalda.

*Nuevo juguetito. Nintendo hará importantes anuncios sobre su nueva máquina que busca borrar la línea entre las consolas portátiles y de sobremesa


Noticias Relacionadas