Los amantes pasajeros no parecían escuchar las indicaciones de las azafatas, pues cuando estas lograron abrir la puerta del baño los encontraron en plena acción. / Cortesía
Los amantes pasajeros no parecían escuchar las indicaciones de las azafatas, pues cuando estas lograron abrir la puerta del baño los encontraron en plena acción. / Cortesía

#Nolovasacreer, Trending por Nueva Mujer,

A muchas parejas en alguna ocasión se les ha ocurrido tener una aventura sexual en lugares poco comunes; unos lo logran con éxito, pero a otros el plan no les funciona; como a una pareja que se aventuró a tener sexo en un avión, pero fueron descubiertos.

El bochornoso episodio se vivió en un vuelo de la aerolínea Virgin Atlantic que cubría la ruta de Londres rumbo a Cancún. Según el diario británico The Sun una jovencita de 20 años se subió al vuelo del Boing 747 después de haber tomado algunas bebidas alcohólicas.

Una vez en el avión la joven, cuya identidad no fue revelada, comenzó a hablar con un grupo de pasajeros, pero con uno en especial entabló más una relación de amistad, pues pasaron a los besos.

Minutos más tardes la joven se dirigió al baño del avión, seguida por el hombre desconocido, cuando estaban adentro, una de las azafatas se percató de la infracción y comenzó a tocar la puerta.

Los amantes pasajeros no parecían escuchar las indicaciones de las azafatas, pues cuando estas lograron abrir la puerta del baño los encontraron en plena acción.

“Eran dos personas de unos 20 años, que no se conocían antes de subir al avión. Cuando ambos se fueron al baño, todo el mudo supo lo que iba a pasar, porque ella venía hablando a los gritos y rotundamente”, contó uno de los pasajeros al  The Sun.
Después de descubiertos los jóvenes regresaron a sus asientos, pero aún seguían con el alboroto, que además era alimentado por algunos pasajeros escandalizados. Las azafatas tomaron la decisión de separarlos de las sillas.

Pero no todo quedó en el bochorno sexual, pues la joven tuvo diferencias con otra pasajera al punto de lanzarle un vaso con bebidas que bañaron a otros pasajeros. Al llegar a Cancún la chica de 20 años de edad fue puesta a la orden de las autoridades policiales.


Noticias Relacionadas