Otis, como se llama el can, fue fotografiado justo en el instante en el que caminaba por las desoladas calles, con todo y su bolsa de croquetas, para ponerse a salvo del huracán Harvey. /Cortesía
Otis, como se llama el can, fue fotografiado justo en el instante en el que caminaba por las desoladas calles, con todo y su bolsa de croquetas, para ponerse a salvo del huracán Harvey. /Cortesía

#Nolovasacreer, Trending por Metro Internacional,

Otis, como se llama el can, fue fotografiado justo en el instante en el que caminaba por las desoladas calles, con todo y su bolsa de croquetas, para ponerse a salvo del huracán Harvey.

El fin de semana el huracán Harvey azotó al estado de Texas, en Estados Unidos. En medio de esta horible tragedia, en la que miles de personas perdieron todas sus pertenencias, la fotografía de un perrito se volvió viral. Pero, ¿por qué?

Tiele Dockens, una habitante de Sinton, Texas, que se encontraba ayudando a su familia para evacuar la zona, fue quien tomó la imagen y la compartió en su cuenta de Facebook: “Este perro está caminando alrededor de Sinton Texas llevando una bolsa entera de comida. LOL. #refugiado”.

This dog is walking around Sinton TX carrying a entire bag of dog food with him. LOL #refugeePSA: Owner is found. He is not a stray he just got out on his street.Dogs name is Otis.

Posted by Tiele Dockens on Saturday, August 26, 2017

¿Qué le pasó a Otis?

La noche del viernes, Salvador Segovia, de 65 años de edad, se encontraba en su casa cuidando al perrito de su nieto de 5 años, Carter, quien tuvo que evacuar la zona ante el paso de Harvey.

Salvador dejó a Otis resguardado en la parte trasera de la casa, con agua y comida. Pero, cuando regresó horas más tarde para verlo, él ya no estaba (y tampoco el saco de croquetas). Todos suponen que la tormenta lo asustó tanto que abrió la puerta del garage y huyó.

Me puse la cabeza gritando y gritando, y Otis no aparecía. A la mañana siguiente, salí y seguí gritando, rodeé la cuadra y todo, y nada. No sabíamos dónde estaba Otis”, dijo Segovia a Boston Globe.
Afortunadamente Otis no estaba lejos de casa, sólo a unas cuantas cuadras. De hecho, después de verlo Dockens decidió seguirlo y se dio cuenta de que el can iba justo de regreso a su hogar (que no era un perro perdido ni de la calle como ella había pensado).

Esta señora viene y me dice: ‘¿Es su perro que viene por el camino?’. Y me doy la vuelta, ¡ahí viene Otis y él está llevando comida!”, indicó Segovia.
El abuelo aseguró que Otis está acostumbrado a andar por las calles de Sinton y que es un perro muy inteligente. ¡Qué bueno que gracias a eso pudo regresar sano y salvo!


Noticias Relacionadas