/ Pxhere
/ Pxhere

Tendencias por Nueva Mujer,

La edad para tener al primer hijo siempre es un dilema. Muchas mujeres prefieren tenerlo mientras están en sus 20 años para compartir con sus hijos siendo joven y suelen ser criticadas las que prefieren esperar hasta los 30 años para salir embarazadas, mientras que ellas también se enfrentan a los problemas de fertilidad.

Pero un nuevo estudio realizado por la Universidad  de Coímbra  en Portugal, publicado en el Journal of Public Health, afirma que las mujeres que se convirtieron en madres más tarde tenían la posibilidad de vivir más tiempo que las que habían dado a luz en la adolescencia y en los 20 años.

“El resultado más relevante muestra que las mujeres tienden a vivir más tiempo a medida que son mayores cuando quedan embarazadas (en particular, para el primer hijo)”, dijo uno de los autores de la investigación, citado por Independent.

Este hallazgo puede ser una base para promover los embarazos cercanos a los 30 años de vida y no a temprana edad.

En otro estudio publicado en la revista Menopause, se encontró que las madres que dieron a luz a los 33 años o más tenían tres veces más probabilidades de tener ciertos marcadores de ADN para la longevidad que las madres que dieron a luz más jóvenes.

Pero ninguno de los estudios halló las razones de por qué las madres mayores pueden vivir más tiempo.

Otros beneficios de tener un hijo a los 30 años

  • Eres más madura y probablemente tendrás un estilo de vida saludable que prepare tu cuerpo para la gestación.
  • Tienes una carrera profesional estable, un trabajo, lo que brindará mayor estabilidad a tu bebé cuando nazca.
  • La labor de parto será menos problemática ya que los músculos de tu pelvis y vagina estarán preparados para el parto.
  • Antes del parto, trata de tomarte un tiempo libre para relajar tu cuerpo ya que necesitarás toda la energía posible.

 


Noticias Relacionadas