/ Cortesía
/ Cortesía

Tendencias por Karen Hernández / Nueva Mujer,

Los gastos son animales que se rigen por sus instintos, ya que no buscan complacer a nadie, ni siquiera a los humanos que viven a su lado. Esto puede hacer que no muchas personas sean fanáticas de tener uno en casa sin embargo, si padeces ansiedad o depresión, quizá debas considerarlo.

De acuerdo, un gato jamás responderá a tus órdenes como lo haría un perro. No eres su “dueño” o “amo” pero casi sin quererlo, se convertirá en tu mejor compañía.

Desde tiempos remotos, las civilizaciones de todo el mundo han considerado a los gatos como criaturas místicas y espirituales con poderes especiales y aunque en algunas culturas existen mitos negativos en torno a ellos, la mayoría coinciden con que poseen “poderes especiales”.

Los gatos poseen una alta capacidad sensorial para percibir el entorno, lo cual se transforma en un vínculo entre el mundo material y el espiritual.

Existe un increíble valor terapéutico en abrazarlos y acariciarlos. En 2011, la Fundación de Salud Mental realizó un estudio en asociación con Cats Protection, donde se entrevistó a 600 personas, tanto aquellos que tienen gatos como los que no.

La mitad de los encuestados dijo tener algún problema de salud mental. El 87% de los dueños de gatos dijo que tuvo un impacto positivo en su bienestar físico y mental.

Al igual que los perros, los gatos pueden percibir el malestar de sus dueños. Cuando esto ocurre, tienden a acercarse a ti para acurrucarse y ronronear.

Está comprobado que el ronroneo libera endorfinas en los gatos y puede hacer lo mismo en los humanos. Las hormonas del estrés reducidas son útiles para curarse, disminuir la presión arterial y también para ayudar a las personas a sobrellevar una enfermedad.

Ser propietario de un gato también mejora tu sistema inmune. El ronroneo de los gatos  los ayuda a respirar más fácilmente lo cual funciona para personas con problemas respiratorios o con ataques de pánico o ansiedad. Hay muchas historias de personas con migrañas cuyos dolores de cabeza se alivian o extinguen cuando ponen su cabeza cerca de los gatos que ronronean.

Por todo lo anterior se dice que son los compañeros ideales de las personas que viven solas, las solteras, viudas y de la tercera edad. La compañía de un gato puede aportar alegría a tu vida y sacar tu lado más afectuoso.

 


Noticias Relacionadas