/ pxhere
/ pxhere

Estilo de Vida, Tendencias por Eduardo Zambrano / Nueva Mujer,

Psicólogos, expertos en sexualidad y terapeutas en el mundo han tratado de descifrar las razones de la infidelidad, pero es AsapScience la que afirmó, en un estudio, que son unos productos “químicos” en el cerebro los responsables.

¿Sabes por qué existen parejas infieles? Alrededor del 57% de los hombres y el 49% de las mujeres admiten haber engañado al menos una vez a su pareja, según datos publicados por Journal of Civil y Terapia Familiar.

Psicólogos, expertos en sexualidad y terapeutas en el mundo han tratado de descifrar las razones de la infidelidad, pero es AsapScience la que afirmó, en un estudio, que son unos productos “químicos” en el cerebro los responsables.

Según AsapScience la infidelidad tiene también una base científica. Según la organización, el ser humano por naturaleza no está destinado a ser monógamo. Los datos revelan que en el reino animal solo el 3% de mamíferos son monógamos y el humano está incluido en este grupo.

Sin embargo, también existe otro factor responsable y que promueve la infidelidad, se trata de la “dopamina”.

/ pxhere

La dopamina es un neurotransmisor que ayuda a controlar los centros de recompensa y placer del cerebro. Esta se libera luego de múltiples actividades hedónicas, incluyendo el ejercicio, comer, y experimentar un orgasmo.

Asimismo, un estudio realizado con 300 voluntarios concluyó que el 50% de los que tienen el “alelo variante largo del gen receptor de dopamina D4” engañó a su pareja. A su vez también son más propensos a ser audaces y vulnerables a conductas adictivas.

Hormona del cariño

Cabe mencionar que la hormona “vasopresina” también tiene participación. La misma es similar a la oxitocina, conocida como la “hormona del cariño”. Esto porque puede afectar la capacidad de una persona de sentir confianza, empatía y vinculación social.

Según un estudio en ratones “polígamos” determinó que al recibir inyecciones de vasopresina extra a su cerebro, aumentaron su probabilidad de convertirse en monógamo.

/ Pxhere

En la actualidad, es difícil saber con exactitud la relación de la genética con la infidelidad, pero se están dando algunos pasos para determinar qué otros factores influyen en este tipo de comportamiento. Pero, si existen indicios de que en algunas personas se “infiel” es mucho más fácil que en otros.

Te recomendamos:


Noticias Relacionadas