/ AFP
/ AFP

MetroMujer, Tendencias por AFP,

Es esa época del año en que las estaciones de radio de Estados Unidos pasan de forma ininterrumpida música alusiva a la Navidad. Pero una de esas canciones tradicionales está resultando demasiado controvertida para algunas emisoras a raíz del movimiento #MeToo.

“Baby, It’s Cold Outside”, un dueto escrito en 1944 y realizado a lo largo de los años por decenas de artistas, entre ellos Dean Martin, Dolly Parton, Ray Charles y Lady Gaga, se ha convertido en una papa caliente para las radios, algunas de las cuales han desechado la canción popular por considerar que las letras son ofensivas hacia las mujeres.

Una radio en el estado de Ohio fue la primera en anunciar que sacó la canción de su lista de reproducción el fin de semana pasado luego de recibir quejas. Otras estaciones en el país, e incluso en Canadá, han seguido su ejemplo. La polémica sobre la canción ha existido durante años, pero este año se ha intensificado debido al movimiento #MeToo, que surgió en Estados Unidos hace más de un año en respuesta a las acusaciones de abuso sexual y acoso por parte de hombres poderosos en la industria del entretenimiento y otros sectores.

Algunas personas se han mostrado en desacuerdo con las letras en el dueto donde un hombre está tratando de persuadir a una mujer para que pase la noche con él. Los intercambios incluyen “Dígame, ¿Qué hay en esta bebida?”, “Cariño, no te detengas” y “Debería decir que no, no, no señor…”, letra que para algunos resulta denigrante para la mujer.

Canción origital de “La hija de Neptuno”

El compositor de Broadway Frank Loesser escribió la letra en 1944 y ganó un Premio de la Academia en 1950 a la mejor canción original en la película “La hija de Neptuno”, donde la cantaron Esther Williams y Ricardo Montalban. Otros artistas a lo largo de los años han interpretado este clásico, que se ha convertido en una canción navideña.

Los críticos dicen que si bien la canción puede no haber sonado ofensiva cuando fue escrita en 1944, ya no se corresponde con estos tiempos y parece una oda al acoso sexual.

“Ahora, me doy cuenta de que cuando la canción fue escrita en 1944, fue un tiempo diferente, pero ahora, al leerla, parece muy manipuladora y desacertada”, dijo en un comunicado Glenn Anderson, uno de los presentadores de la estación de radio de Ohio WDOK que prohibió la canción.

“El mundo en el que vivimos es extremadamente sensible ahora, y la gente se ofende fácilmente, pero en un mundo en el que #MeToo finalmente les ha dado a las mujeres la voz que merecen, la canción no tiene lugar”.

La estación de radio, que reproduce exclusivamente música navideña durante la temporada navideña, dijo que una encuesta mostró que la mayoría de los oyentes estaban a favor de eliminar la canción de la lista de reproducción de la estación.

Una decisión similar tomada por una estación de radio en Colorado, Kosi, no cayó bien a los oyentes indignados que votaron por incluir de nuevo a la canción.

Kosi dijo el martes que el tema volvería a la radio luego de que una encuesta en línea generó más de 15.000 respuestas, con un 95% de ellas a favor de mantener la canción.


Noticias Relacionadas

En tiempos en que hombres poderosos como Harvey Weinstein están quedando en evidencia como depredadores sexuales en ambientes laborales, con la poste...

por Pat King /Metro EE. UU.