Foto: pxhere.com
Foto: pxhere.com

Estilo de Vida, Tendencias por Valeria Zurita/ Nueva Mujer,

No todos nacen con el chip de ser madre o padre. Algunos sueñan con formar sus familias desde muy temprana edad, mientras que otros no lo desean en lo absoluto. Debemos tener un gran conocimiento de nosotros mismos porque después es demasiado tarde.

La sociedad nos vende que la única forma de ser felices es teniendo una familia. Para muchos esto es verdad, pero no todos se satisfacen con lo mismo. Mientras que muchos encuentran su felicidad en sus hijos, otros lo hacen a través de otros estímulos y/o relaciones.

Así que si sos de aquellos que no desea tener hijos, ¡está bien! Es una gran responsabilidad que debería tomarse totalmente a conciencia, y revisando que tenemos los medios necesarios para lograrlo.

No sabés cargar niños, y cuando lo lográs no se ve nada natural.  

Te cuesta trabajo encontrar la manera de cargar a gente tan pequeña.

Buscás a quien darle el bebé cuando este empieza a llorar

Entrás en pánico cuando un bebé empieza a llorar y te urge entregarlo a los padres… o a quien sea.

Podés soportar a tus sobrinos una tarde, pero nada más

Amas a tus sobrinos, hermanos, o niños pequeños cercanos. Sin embargo, una tarde es suficiente.

Sentís éxtasis al pensar en tus logros profesionales, no los familiares

Te gusta imaginar un futuro lleno de viajes, espontaneidad, y logros profesionales. No te interesa en lo absoluto una familia con niños, pañales, colegiaturas, y demás.

Te gusta ponerte siempre como prioridad 

No te imaginas estando preocupado por otra personita… ¡todo el tiempo!

Foto: pxhere.com

Sabés que en tu futuro no está la maternidad/paternidad

Simplemente sabes qué quieres y eso está súper bien.

Tu sueldo ni siquiera te alcanza para vos mismo 

Te gusta consentirte y tu sueldo apenas te alcanza para eso.

No te imaginas cambiando pañales todo el día

En tus planes no se encuentra cuidar de otra persona toda una vida.

Te molesta que te digan que después cambiarás de opinión

Todos te dicen que es la edad, pero vos sabes muy bien lo que querés.

Dormir siempre está entre tus prioridades

No podrías renunciar a tu sueño.


Noticias Relacionadas