/ Cortesía
/ Cortesía

Estilo de Vida, Tendencias por Cecilia Martínez / Nueva Mujer,

De acuerdo con un estudio conducido por la Universidad del Estado de Nueva York y la Universidad de Rutgers, el cerebro de una persona que sufre por desamor muestra la misma actividad cerebral que un adicto a la cocaína durante periodos de abstinencia.

El estudio publicado en la revista especializada Neuropsychology, analizó la actividad cerebral de 10 mujeres y 5 hombres mientras observaban una fotografía de la persona que no podían superar y la compararon con lo que sucedía cuando veían una fotografía de un rostro familiar del mismo sexo.

Las altas expectativas no son lo más saludable en las relaciones. / Cortesía

De esta manera se determinó que las personas que continuaban enamoradas tras una decepción amorosa mostraban un nivel de ansiedad similar al de las personas con adicción a la cocaína, cuando veían a su expareja.

La explicación científica para este comportamiento es que el sentimiento de amor es un tipo de adicción que involucra a los sistemas subcorticales de recompensa que son básicos para sobrevivir, es por eso que son difíciles de controlar.


Noticias Relacionadas