Salud, Tendencias por Luz Lancheros | Metro World News,

La comida empacada tiene su origen en el siglo XIX y luego de la Segunda Guerra Mundial congelarla significó un gran avance en cuanto a consumo masivo y conservación de alimentos. Desde entonces, astronautas, militares, así como otras personas en ambientes agrestes, pueden consumir todo tipo de alimentos para sobrevivir. Pero los que la consumen están expuestos a procesos químicos que incluyen sustancias carcinogénicas. También producen obesidad, por tener sustancias con concentraciones más grandes de azúcar y sal, así como enfermedades coronarias, según la OMS.

Por eso, la comida orgánica ha tenido su “boom”, pero sin sortear el empaque. Y ahora hay alimentos totalmente “frescos” e incluso algunos supremamente exóticos que la industria también ha empacado para ahorrar el proceso de partir, fritar o despellejar.

Estos son los más sorprendentes

Comidas enteras enlatadas

Sí, ahora se venden sándwiches y otro tipo de alimentos preparados para consumirse de manera instantánea, pero son muy raros los que se venden en lata, como el Candwich, producido por Mark One Foods, que venía en sabores como uva y fresa. Ahora solo se vende en Salt Lake City. También está el Pan Desuyo! pan dulce creado por el repostero Eiji Kato. Pero si lo suyo es lo exuberante y salado, pueden encontrar un pollo entero de la marca Sweet Sue por 19,95 dólares en Amazon, o hamburguesas de Westlers, ya descontinuadas, pero que fueron una leyenda en Internet y que ahora se recrearon en Suecia.

Dulces de carne

Así como los pulpos y los lechones (a los que empacan de cuerpo completo), también hay otras variedades del cerdo que vienen en forma de dulces, como las mentas de tocino de Uncle Oinker’s Bacon Mints, que combinan los dos sabores para dar un aliento “irresistible”. Se consiguen en ocho dólares. Pero si lo suyo es la carne de res, está el chicle de Roast Beef de la marca Accouterments. Ya no está disponible, pero muchos de los reviewers en Amazon dicen que el sabor no es tan penetrante como creían.

Bebidas para el alma

¿Hartos de los sabores de siempre? La bebida china de nido de pájaro (sí, está hecha con nidos de pájaro) se vende en presentaciones comerciales y naturistas por 52 dólares. Water Salad (agua de ensalada) fue vendida por Coca Cola en Japón, con diversos tipos de sabores vegetales. Pero si quieren algo más “sabroso”, pueden probar la cerveza de pizza Mamma Mía! que solo se consigue en Illinois, ciudad de la cervecería creadora de la bebida.

Carne exótica

La marca Dale’s Wild West ha sacado carne de serpiente de cascabel y de cocodrilo para venderse en lata. Asimismo, Mountain America Jerky vende este tipo de carne empacada al vacío (fiambre) y cuesta entre 9 y 12 dólares. Si se atreven con mamíferos y anfibios, hay carne de bisonte o de venado o por qué no, pueden probar ancas de rana en lata, de la marca Spicy Holy Basil o incluso tejón y armadillo con papas, que son una delicia sureña y cuestan 20 dólares.

Hakuna Matata en un nuevo nivel

Pero si lo suyo definitivamente es comer no solo carne exótica sino cosas que pocos probarían por físico horror, pueden intentarlo con los gusanos en lata de bambú que cuestan 2,75 dólares, para los amantes de la proteína a lo Hakuna Matata, así como con los escorpiones enlatados o la anguila gelatinosa de Bradley’s, que cuesta 2,75 dólares en Internet. Son legendarias las bocas de arenque rusas con dientes (que no hay disponibles en tiendas), pero son muy reales los gusanos de seda enlatados, que cuestan 11,75 dólares en Amazon. Ahora, ¿quieren probar algo con menos de seis patas y que tenga patas? Los cerebros de cerdo de Rose Brand son un clásico y se venden por 18,40 dólares.

Huevos fritos congelados

Hay compañías como Rembrandt Foods y Aunt Jemima que los venden precocinados desde hace mucho tiempo, pero en su versión revuelta. Otra de sus presentaciones vienen en polvo y los venden en Amazon por 28 dólares. También hay mercados orgánicos que los llegan a vender (esos sí en su versión frita) por 100 dólares, dependiendo del proceso que tome para producirlos.


Noticias Relacionadas

Lo de hoy no es sorprender con fórmulas impresionantes y lugares exclusivos: se apuesta por otras formas de producir y cocinar. Del “boom” de la ...

por Luz Lancheros | Metro World News

El ritmo y la relajación a la hora de las comidas pueden ser un factor decisivo para mantenerse en forma e incluso perder peso. Según un estudio pub...

por Daniel Casillas | Metro World News