Previous Next

Tendencias por Stanislav Kuptsov/ Metro World News,

Daria Makhsumova, periodista de Ekaterimburgo, Rusia, crea muñecas que se han hecho populares en todo el mundo. La mujer se inspira en imágenes misteriosas y lúgubres para sus obras de arte. La colección de la artista presenta un gato de Cheshire quitándose la cabeza de los hombros, una bruja con velas sobre los hombros y la piel pelada, también un sombrerero loco con murciélagos y globos oculares como accesorios. Daria a veces es criticada por crear muñecas tan oscuras, pero no la molesta, sino que la estimula. Metro conversó con ella para saber más.

¿Para quién haces estas muñecas?

La gente compra muñecas para complacer un esteta interno y establecer un estado de ánimo para los espacios. Por supuesto, mis creaciones están diseñadas para adultos. Son estáticas, frágiles y absolutamente inapropiadas para jugar. Puede parecer que los compradores de mis muñecas viven en criptas, pasan la noche en ataúdes y comen humanos, pero debo decepcionarte. Mis obras de arte están en colecciones de personas completamente diferentes.

¿Pero los niños también aman las muñecas?

Sí, mi arte también es popular entre los niños. Los adolescentes a menudo me siguen en las redes sociales, y lo aprecio.

¿Son tus muñecas malvadas?

Mis muñecas no son malvadas. Algunos espectadores, sin embargo, piensan que sí por alguna razón. Son heroínas vivas de los cuentos de hadas, cada una con su propia historia.

También has hecho una colección de muñecas sobre “Alicia en el país de las maravillas”“Puede parecer que los compradores de mis muñecas viven en criptas, pasan la noche en ataúdes y comen humanos, pero debo decepcionarte. Mis obras de arte están en colecciones de personas completamente diferentes”.Daria Makhsumova,periodista y artista radicada en Rusia.

Para inspirarme, estoy agradecida del increíble artista ruso Black Fury. Fueron sus ilustraciones temáticas las que me impulsaron a crear una colección completa de muñecas. Antes de eso, solía trabajar solo en piezas individuales y tenía mucho miedo de tal responsabilidad.

Tu última creación es La Oruga Azul (también conocido como Hookah-Smoking Caterpillar), un personaje ficticio que aparece en el libro de Lewis Carroll, Las Aventuras de Alicia en el país de las Maravillas. ¿Cómo lo creaste?

La complejidad del trabajo fue pensar a través del diseño. Era necesario hacer un cuerpo hueco, pero fuerte, capaz de llevar un narguile. Por lo tanto, modifiqué ligeramente el marco de alambre estándar, y luego seguí el camino habitual: modelar, pulir, imprimar, pintar, hacer el disfraz, detalles y peinados. La creación de La Oruga Azul costó alrededor de US$120.

¿Cuánto tiempo tardó?

Como estoy ocupada en mi trabajo principal, creo un personaje durante al menos dos meses.

¿Qué es lo más difícil en tu trabajo?

Ser pedante y meticulosa, porque la precisión y los detalles forman la impresión general. Y lo más hermoso es crear todo el mundo a partir de la nada. Hay una pieza de masa blanca frente a ti, y después de un tiempo se convierte en una joven dama de cuento de hadas.


Noticias Relacionadas

El Museo de Arte de San Diego en California (EE.UU.) acoge desde hoy una exposición con una selección de esculturas del artista mexicano Javier Mar...

por EFE