MetroMujer, Tendencias por Nueva Mujer,

Cuando vamos por la calle con frecuencia sucede que algún hombre nos tire un piropo; sea ofensivo o “halagador”, según ellos, la verdad es que se  vuelve una situación muy incómoda. Nuestras reacciones pueden ser varias, desde sentirnos nerviosas, quedarse callada, darte coraje, hasta replicar como hace una amiga “¿Nunca habías visto una mujer?”, o solo sentir que te recorre un escalofrío de impotencia.

Pero sea cual sea tu reacción, el hostigamiento en las calles es una realidad y puede llegar hasta frustrar el entusiasmo de haberte arreglado especialmente guapa  ese día al primer comentario pasado de confianza, reservándote un “estúpido, no me vestí para ti”; porque ¿cómo es posible que un completo desconocido se tome el atrevimiento de decirte lo que le venga en gana en la calle?

Tatyana Fazlalizadeh, artista radicada en Nueva York, hizo de este tema el eje central de su proyecto Stop Telling Women to Smile (Deja de decirles a las mujeres que sonrían); a través de carteles con dibujos de mujeres serias e imperturbables con leyendas como “Mi nombre no es baby, ni chaparrita, sexy, cariño, bonita, corazoncito, mami” invadió los muros de las calles confrontando al acoso verbal en la vía pública, haciendo visibles las opiniones de las mujeres que lo viven.

© stoptellingwomentosmile.com

Tatyana manifiesta:

“El acoso en los espacios públicos es un problema que afecta a las mujeres en todo el mundo. Este proyecto lleva las voces, y las caras, de las mujeres, y las pone en la calle creando una presencia audaz en un entorno que frecuentemente las hacen sentir incómodas e inseguras. Stop telling woman to smile nace de la idea de que el arte callejero puede ser una herramienta impactante para abordar el acoso en las calles”.

© stoptellingwomentosmile.com

“Las mujeres no están en las calles para tu entretenimiento”, “Mi outfit no es una invitación” y “Las mujeres no te deben su tiempo o conversación” son algunas del resto de las leyendas que acompañan estos retratos que desafían a quienes hacen sentir como un objeto a las mujeres que pisan la calle.

© stoptellingwomentosmile.com

Sin embargo este proyecto, desde el título hasta su realización, ha tenido respuestas tanto favorables así como otras de desaprobación, al darle un sentido diferente a las posturas que expresa e interpretarlas como hostiles. ¿A ti qué te parece esta iniciativa ilustrada?


Noticias Relacionadas