Durante este año varios movimientos han promovido el empoderamiento de las mujeres y que se detenga el acoso callejero. Getty
Durante este año varios movimientos han promovido el empoderamiento de las mujeres y que se detenga el acoso callejero. Getty

MetroMujer, Tendencias por Erin Tiernan/ Metro Nueva York,

“#MeToo” (#YoTambién). Estas son las palabras que escriben las mujeres en redes sociales para crear conciencia sobre la prevalencia del acoso y del asalto sexual en la sociedad.

Las dos palabras inundan Facebook y Twitter desde el domingo en posteos de mujeres que han sido víctimas.

El movimiento, que proliferó de un tuit hecho por la actriz Alyssa Milano, llama a las mujeres a hablar para mostrar cuán común es para ellas ser víctimas de ataques sexuales.

Su posteo dice: “Sugerido por una amiga: si es que todas las mujeres que han sido víctimas de acoso sexual escribieran ‘me too’ en su estado, quizás podríamos mostrarle a la gente la magnitud del problema”.

“Si es que has sido acosada, escribe ‘me too’ como respuesta a este tuit”, añadió. Su posteo había sido compartido más de 37.000 veces el lunes.

Casi la mitad de las mujeres en Estados Unidos ha experimentado algún tipo de violencia sexual en sus vidas

El tuit de Milano viene como consecuencia del último escándalo sexual protagonizado por un hombre poderoso, esta vez el productor cinematográfico Harvey Weinstein. Más de dos decenas de mujeres han denunciado en la última semana comportamientos acosadores del millonario de Hollywood.

Los alegatos contra Weinstein llegan al final de un año lleno de escándalos sexuales protagonizado por altas personalidades, ocultos durante décadas.

En abril el presentador de Fox News, Bill O’Reilly, fue forzado a renunciar y la cadena tuvo que pagar más de US$13 millones a cinco mujeres después de que aseguraran que O’Reilly las había estado acosando por más de una década.

El actor Bill Cosby fue juzgado después de que casi 60 mujeres acusaran al actor de haberlas drogado y abusado. Un juez declaró nulo en junio el juicio donde Cosby enfrentaba hasta 10 años de cárcel por tres cargos de alto grado de agresión indecente agravada en segundo grado por la presunta violación en 2004 de la exempleada de la Universidad de Temple, Andrea Constand. El 6 de noviembre comenzará una nueva revisión de las pruebas.

Pero estos casos conspicuos son solo la punta del iceberg. El Centro para el Control de Enfermedades de EE. UU. estima que cerca del 20 por ciento de las mujeres y el 2 por ciento de los hombres han sido violados, y el 44 por ciento de las mujeres y el 24 por ciento de los hombres han experimentado cierto tipo de violencia o acoso sexual durante sus vidas.

A pesar de la prevalencia de asalto y acoso sexual, un estudio de 2015 arrojó que hasta el 71 por ciento de las mujeres que han experimentado violencia sexual no lo han denunciado. Al decir “yo también”, las mujeres esperan ayudar a sus compañeras a sentirse más cómodas.

Una lucha que se volvió tendencia en las redes sociales del mundo

La actriz estadounidense Alyssa Milano sugirió en Twitter que las víctimas de agresión sexual hicieran constar que lo eran para concienciar sobre esta lacra, a tenor del escándalo en torno al productor Harvey Weinstein, y sus respuestas inundan las redes sociales con miles de “Me too” (yo también).

La etiqueta #MeToo ha sido tuiteada casi 500.000 veces, hay unas ocho millones de menciones en Facebook y otras partes del mundo se han hecho eco al traducir la iniciativa a “Yo también”.
Aunque la mayoría de mensajes son compartidos por mujeres, también hay muchos hombres que se han unido a la iniciativa para hacer constar o relatar sus experiencias de agresión o simplemente solidarizarse con las víctimas.


Noticias Relacionadas