Tendencias por Redacción Web,

Quien no conoce la historia de este postre nicaragüense a cualquier santo le reza. El almíbar es uno de los dulces tradicionales que guarda un pasado y un significado muy importante de nuestra cultura. Tiene un nombre que pocos conocen, es llamado “Curbasá”. Se basa en la mezcla de dulce de caña y frutas nicaragüenses.

Cuenta Jaime Wheelock Román en su libro “La comida nicaragüense” que los indígenas desconocían la noción de postre, fue gestandose una práctica que inauguró uno de los dulces más conocidos por los nicas.

“Comían y después bebían algún refresco o agua si acaso. Pero no tenían sobremesa. Sin embargo gustaban de comer frutas y algunas golosinas entre tiempo, más elaboradas y en ocasiones de gran refinamiento. Entre estos dulces estaban los ayotes en miel y los almíbares de fruta”.

El curbasá, platillo que en palabras de Esther López  es como tener pequeños almíbares juntos porque se cocina aparte el jocote, el mango y la papaya y se sirven como una especie de bufet.

/ Archivo

Este es un almíbar “de tiempo de Cuaresma, cuando están de cosechas nuestras mejores frutas, da prueba de la más refinada imaginación culinaria”, escribió Sergio Ramírez en un artículo titulado “El misterio de curbasá”.

“Pertenece a la escuela de Granada, y en él se juntan diferentes almíbares preparados de antemano en azúcar, o dulce de rapadura: de mango, jocote , tomate, papaya verde, mamey, marañón, grosella, a los que se suelen agregar nancites encurtidos, tamarindo y hojas de higo, sin faltar la canela en raja y el clavo de olor” dice Ramírez.

El almíbar prodría representar las mezclas que constituyen nuestra cultura y la inteligencia de probar con nuevos sabores en práctica de nuestros antepasados.

“Sabia mezcla de sabores, unos de apacible dulzura, otros ácidos, cada fruta con su gusto y su color, oscurecido por el dulce de rapadura, o gratos a la vista en sus resplandores ambarinos y dorados, cuando llevan azúcar”, prosiguió Ramírez.

Sin duda, la lengua se derrite en sabores suculentos y tropicales con el curbasá o almídar de frutas.

 


Noticias Relacionadas