Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Opinión por Elaine Miranda,

Hace unos días, uno de mis mimados hizo la siguiente pregunta en el grupo ElAhorro-PcP: “¿Alguien está atacando las deudas con trabajos extras?” ¡Y me encantó ver la enorme cantidad de respuestas!

Efectivamente, buscar ingresos adicionales es una excelente estrategia para:

1. Salir más rápido de deudas.

2. Ahorrar para nuestras metas.

Sin embargo, la razón por la que me impactó tanto ver las respuestas es porque, aunque sí es una opción, la mayoría de las personas están cerradas a esta posibilidad. Simplemente dicen: “si no tengo ni con qué pagar, ¿cómo voy a emprender?” o “si trabajo todo el día, ¿en qué momento freelanceo?”

Y, claro, nadie dijo que sería fácil, pero yo conozco muchísimos ejemplos de personas que lo han logrado. Para mí, el primer paso no es tener la plata para lanzarte (si fuera así, de una vez solo pagá tus deudas), si no en cambiar nuestra mentalidad. Sí, es ésta la que nos detiene y nos hace creer que NO podemos hacer otras cosas. ¡Hay que cambiarnos el chip!

Para que no me tengás que creer a mí, te traigo varios ejemplos de mis mismos mimados, lo que han hecho y cómo lo han hecho. He omitido sus nombres, para respetar su privacidad:

• Yo tomo pedidos de productos que son de primera necesidad y luego solo entrego.

• Yo siempre (hasta este año que decidí tener algo propio) tuve trabajo fijo y siempre me las ingenié para tener ingresos extra. Desde consultorías privadas en mi especialidad (en mi tiempo libre) hasta compra y venta de artículos.

• Estoy trabajando parar generar horas extras y viáticos. Es muy cansado pero sólo así puedo ganar mas dinero

• En mi caso no era meramente trabajo sino un negocito extra. Compraba ropa a una amiga que trabaja en una tienda al por mayor y al precio le agregaba el 35% de ganancia.

• Mi trabajo extra es la pastelería, lo hago desde hace un año. Lo trabajo por la noche y fines de semana, eso me ha ayudado mucho para invertir en mi negocio, que es uno de mis sueños.

• Cuando me encontré sobregirada en mis finanzas, para ir resolviendo algunas deudas pequeñas, yo hice ventas de acuerdo a la temporada, (entrada de colegio: vendí cuaderno, Navidad y semana santa ropa para dama, vendí perfume de marca, etc.) y permanente productos por catálogo. ¡Hasta rifa hice!

• Sí, a pesar que no se da muy seguido, hago manualidades para cumpleaños, decoración de eventos, hago diseños independientes, trato de hacer también accesorios de cabello para niñas y vender a los colegios.

• Yo he hecho en algún momento traducciones y también consultorías pequeñas para revisión de documentos. Lo hacía los fines de semana o en la noche.

• Yo, como arquitecto, además del trabajo de oficina donde laboro, hago trabajos para otros clientes tanto de diseño arquitectónico, estructural (especialidad que estudié); además de impartir clases por la noche o el sábado… ¡el domingo sí es sagrado!

• Comercializo algunos productos y servicios a través de una plataforma en línea que me ha permitido incluso tener clientes fuera del país.

• Yo llevo una contabilidad en mi casa…ocupo el ingreso para pagar deudas.

• Vendo ropa (usada), y presto dinero, mis ganancias las ahorro y así muevo el dinero para multiplicarlo.

¿Ves cómo sí se puede? De nuevo, fácil no es, especialmente porque implicará mucho tiempo y trabajo de tu parte, pero si las deudas te tienen viviendo en angustia y zozobra día y noche, ¡al menos pensalo!

Experta en finanzas personales. Autora del blog Plata con Plática.


Noticias Relacionadas

Ahorrar es sumamente importante por tres grandes razones: 1. Te da seguridad financiera. 2. Te permite cumplir sueños y metas. Porque cada meta e...

por Elaine Miranda