Cortesía
Cortesía

Opinión por Lyhelis Torres,

Si Usted activa en su celular el buscador de Google, aparecerá un pequeño micrófono y la expresión: Di “Ok Google”, en ese momento aparecerá un texto que dice: “escuchando”, en mi caso le he consultado a Google el significado de la palabra “empoderamiento”, y literalmente expresa: “Adquisición de poder e independencia por parte de un grupo social desfavorecido para mejorar su situación”.

Si le preguntás por femenino o femenina, hace una alusión directa a cualidades reproductivas, cito: “Que tiene órganos para ser fecundado”. Sin embargo, no existe un concepto específico sobre “empoderamiento femenino”; Y es que este término fue ideado y reconocido en 1995, en la Conferencia Mundial de Mujeres, llevada a cabo en Pekin, Beijing.

Desde 1946, con la adopción de la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas fue creada la “Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer”, órgano internacional intergubernamental dedicado exclusivamente a la promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer. En la actualidad, el sistema de Naciones Unidas cuenta con “ONU Mujeres”, organización que se centra en cinco áreas prioritarias:

1. Aumentar el liderazgo y la participación de las mujeres;
2. Poner fin a la violencia contra las mujeres;
3. Implicar a las mujeres en todos los aspectos de los procesos de paz y seguridad;
4. Mejorar el empoderamiento económico de las mujeres;
5. Hacer de la igualdad de género un aspecto central en la planificación y la elaboración de presupuestos nacionales para el desarrollo.

El Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 5 ya establece claramente la apuesta mundial de que más empresas se sumen a modelos de gestión más humanos, comprometidos con la “Igualdad de Género”; avalados por encuestas en las que se comprueba la eficiencia y el éxito cosechado en negocios donde se reconoce y genera un espacio activo a la mujer, especialmente en temas de liderazgo y altos cargos. El progreso viene de la mano de las mujeres en todo el mundo, empequeñecer la brecha de género es la clave del éxito en nuestros días.

Hay un sinnúmero de hechos relevantes, que comprueban la importancia de la participación de la mujer en nuestras economías, ejemplo de esto lo podemos encontrar en el enlace a continuación, sobre “Empoderamiento Económico”, ver resultados aquí.

El sábado 13 de Marzo, miles de mujeres pertenecientes al movimiento mundial “Voces Vitales”, caminamos en un espacio de mentoría facilitando un espacio de diálogo y networking, en el que mujeres empresarias y emprendedoras estrechaban lazos y compartían intencionalmente experiencias de vida y de labor. Generando lazos entre una mentora y una aprendiz en lo bien llamado “Mentoring Walk”.

Fue una invitación que me tomó por sorpresa, más por que me propusieron como mentora, cuando en mi vida me siento en etapa de aprendizaje, sin embargo, no dejé de aprender en ese proceso, tuve la dicha de compartir con una mujer conciente de sus procesos de vida, empatizamos muchísimo y generamos sinergia.

A diario tenemos la oportunidad de compartir con otras mujeres, incluso con hombres empoderados de la importancia de estimular el cambio en nuestros sistemas culturales, generando espacios de poder igualitarios, compartiendo las labores de casa, cuidando y apoyando el crecimiento y la educación de los hijos, es decir, cambiando profundamente el estereotipo y los patrones adquiridos por costumbre de generación en generación. Pero, ¿cuánto de esto pasa conscientemente? O solo lo hacemos porque nos “toca”.

¿Nuestra actitud es genuina? ¿Hay intereses claros involucrados en el cambio que vivimos? Esto es un poco como lo que pasa en los proyectos sociales, la medición se mira como una utopía, un ideal, que es “difícil” de medir, cuando no tenemos las herramientas o metodologías requeridas. La pregunta ya ha sido respondida, el impacto de la mujer en nuestras economías fluctuantes es real y reconocido universalmente. Te pregunto: ¿Qué estás haciendo para marcar la diferencia? ¿Cómo estás promoviendo la igualdad en tu hogar? ¿Qué te provoca cuándo escuchas hablar sobre el empoderamiento femenino?

Siempre recalco lo importante que es sentirte segura de vos misma, pero también soy de la opinión de que un hombre consciente es vital para generar equidad, de nada sirve que yo como mujer me lo crea, si mi entorno se mofa de mi poder o si en realidad no hay convicción sobre el tema.

Vamos, no solo es marzo, ni el Día Internacional de la Mujer, es un tema de diario, de casa, de vida; es vital el empoderamiento de una sociedad igualitaria, donde se apueste al posicionamiento 50-50 de espacios de liderazgo. Pensala, no tenés nada que perder apostando por las mujeres.

Especialista en Responsabilidad Social.


Noticias Relacionadas

Por tercera ocasión, la iniciativa de mujeres “EnRedadas” presenta el Lady Fest Managua 2018, con el objetivo de crear espacios que visibilicen e...

por Elizabeth Noguera /Metro Nicaragua