/ Cortesía
/ Cortesía

Opinión por Elaine Miranda,

Producto de una conversación con dos de mis clientes personales, decidí hacer esta pregunta en Facebook y estas fueron sus respuestas: el 65% de las personas dijeron que es más difícil ahorrar, el 13% pagar deudas, el 17% que ambas eran difíciles y el 5% que ninguna.

Personalmente estoy del lado del 65% de ustedes: para mí también es más difícil ahorrar que pagar deudas. Y la razón es bastante sencilla, cuando estamos pagando una deuda, sabemos cuánto debemos pagar y en qué fecha. Una vez que llegás a esa cantidad, se acabó.

Cuando se trata del ahorro, en cambio, la meta parecería depender de vos. De hecho, está comprobado que aún las personas que tienen metas de ahorro mensuales, cuando algo sucede y necesitan más dinero para cumplir cierto gasto, el primer rubro que tocan es el ahorro.

Además, todos sabemos que si no pagamos una cuota cuando nos toca, terminaremos debiendo más dinero al final. Esto se puede ver simplemente comparando las tasas de interés: 50% por una tarjeta de crédito vs 1% por una cuenta de ahorro. Entonces, por esta simple razón, pagar deudas siempre parece más urgente que ahorrar.

Pero, hay un último factor que es mi favorito: el emocional. Y es que cuando de dinero se trata, así sea la misma cantidad, preferimos pagar que ahorrar. El ejemplo clásico son las compras en casas comerciales, cuando decidimos pagar 3 y 4 veces el valor de un artículo, antes que ahorrar el mismo monto por un menor tiempo para comprarlo de contado.

Como verás, todo esto es bien fascinante, al menos para mí. Y lo que esto demuestra es que las finanzas personales, más que un tema de números, es un asunto de emociones.

Aquí te doy 3 tips si para vos ahorrar es más difícil que pagar. O, en realidad, si estás teniendo problemas para cumplir cualquier meta:

1. Metas con nombre, apellido y monto: No se trata de ahorrar por ahorrar, porque la gente dice que es importante. No. Se trata de tener algo que querés tanto, que merezca la pena dejar de gastar ahorita, para poder gastar en eso después. Debés saber cuánto es el monto que necesitás (así como en la deuda) para ir midiendo tus pasos y saber cuándo estés próximo al éxito.

2. Dividí el monto total en pagos mensuales o quincenales: Cualquier meta grande que tengás, difícilmente la lograrás en una semana o un mes. Así como muchas personas que quieren bajar de peso dividen las libras que quieren perder en semanas, vos también lo podés hacer.

3. Llevá un registro de todo para mantenerte motivado: Sin importar si has ahorrado 10 córdobas o has pagado 1 dólar más de tu deuda, llevá el registro para que mirés tu progreso.
Finalmente, no me queda más que recordarte que no hay una única solución ni fórmula mágica a tus problemas financieros. Por eso siempre digo que las finanzas personales son tan personales como tu huella digital. Encontrá aquello que es importante para vos, que te mueve.. y dirigí tu dinero ahí. Eso es lo que trae felicidad.

Elaine miranda. Experta en finanzas personales. Autora del blog Plata con Plática: www.plataconplatica.com


Noticias Relacionadas

El programa de inclusión financiera implementado por el centro de pensamiento Diálogo Interamericano y Banpro Grupo Promerica logró captar US960.00...

por Humberto Galo

La administración del dinero es una habilidad importante que todos debemos aprender. Por desgracia, muchos de nosotros no nos damos cuenta de cuán i...

por Elaine Miranda

Hace un par de meses, mi amiga Carolina me llamó, mientras yo estaba en el súper, para contarme que había decidido bajarle al plan de datos que ten...

por Elaine Miranda