Imagen referencial /iStock
Imagen referencial /iStock

Opinión por Elaine Miranda,

Tomá este rápido test:

• ¿Cuál es el número de serie de tu computadora?
• ¿Cuál es el valor de tu equipo de sonido?
• ¿Cuántas herramientas tenés en tu casa?
• ¿Cuál es la marca y modelo de tu TV pantalla plana?
• ¿Cuántas de estas preguntas pudiste responder rápidamente?

Ahora imaginá que tu casa se inundó y todas tus pertenencias se echaron a perder. Durante este momento de crisis y dolor, ¿serías capaz de responder estas y otras preguntas con facilidad? Probablemente no y es que la mayoría de nosotros no tenemos claridad sobre qué tenemos en nuestros hogares.

Un inventario actualizado de todo lo que tenés en tu casa debe ser parte del kit de emergencia de cualquier persona. Tenerlo te ayudará a resolver cualquier confusión con la compañía aseguradora en un momento de robo, pérdida o daños a tus posesiones.

Hay varias maneras en las que podés hacer un inventario de tus pertenencias: escogé un método con el que te sintás cómodo o cómoda y comenzá:

1. Hacé una lista y revisala dos veces

Solo debés elaborar una lista de cada una de las cosas que hay en tu casa e incluir datos como la marca y el modelo, dónde y cuándo fue comprado, el precio pagado y su condición actual y si tenés acceso a facturas y recibos de compras, también es importante que los guardés como prueba del valor de tus cosas.

2. Tomá fotografías

No necesitás una cámara profesional, con la cámara de tu celular es más que suficiente y todo lo que tenés que hacer es tomar (y guardar) las fotos de compras grandes que has hecho en tu casa.

3. Hacé una película

bueno, no una película pero podés tomar videos haciendo un tour por tu casa. A medida que vayás avanzando, podés ir haciendo comentarios sobre dónde compraste tal cosa, cuánto te costó.

4. Llevalo en un app

Ya hay app para todo. Y si sos de los que anda con el celular 24/7, aprovechá su uso, aquí algunas recomendaciones: Stuffanaizer, Know Your Stuff, MyHome Scr.APP.book, o Inventory for Homeowners.

Pero, ¿por qué hacer todo esto?

Ya he abordado el tema de la importancia de tener tu casa asegurada, pero no solo la casa como tal, sino también todo lo que tenés adentro que también vale mucho.

Uno de los grandes errores que cometemos es comprar un seguro de hogar limitado o el requerido mientras pagamos el crédito hipotecario. Y lo que suele suceder es que cuando se termina de pagar el préstamo, se deja de pagar también el seguro. ¡Grave error!

Últimos detalles

Sé que suena a una tarea gigante, pero tenés que ver cada uno de los detalles y no pensar solo en lo grande.

Y una vez que tu lista finalmente está elaborada hay que guardarla en un lugar seguro fuera de tu casa. Puede ser en una caja de seguridad en el banco, en la casa de un familiar o amigo, o bien, en la nube.

Finalmente, la creación de un inventario es como tener un seguro catastrófico. Es algo en lo que nadie quiere invertir tiempo y dinero hasta que una catástrofe ocurre. Entonces, en ese momento, se convierte en lo mejor que pudiste haber tenido en el mundo.

*La columnista es experta en finanzas personales. Autora del blog Plata con Plática


Noticias Relacionadas

Dicen que el crédito es un mal necesario y, aunque yo no lo veo necesariamente así, lo cierto es que nos hemos acostumbrado tanto a él, que ya form...

por Elaine Miranda