/ Agencias
/ Agencias

Opinión por Lyhelis Torres,

En este universo en donde los planetas giran en órbitas diferentes, manteniendo el orden natural de las cosas; en donde la ley de la atracción se cumple a diario —te des cuenta o no— que su fuerza se cumple a cabalidad. La diversidad es la madre de todas las ciencias, los seres humanos somos tan únicos que es de lo más lindo que la vida nos pudo haber brindado, conocer diferentes puntos de vista, compartir tus ideas con gente que te entiende, o que no te entiende, pero que al fin y al cabo, alimenta y enriquece tu mente a través de sus experiencias.

Dentro de tanto ‘chacuatol’ (palabra nica que evoca una mezcla de culturas, ideas y formas de vivir), con tanto a nuestro alrededor, te has detenido a pensar: “Y a vos: ¿Qué te hace diferente?”, en los últimos tres meses he tenido la oportunidad de compartir con mucha gente y aprender que la estrategia de venta más efectiva y rentable es la “diferenciación”, es decir, cuán innovador seas, cuán distinto en tu forma de pensar, esto enmarca la diferencia con tus actos.

La famosa frase  “todo está creado”

Es muy real, la idea es establecer tu propia marca, ponerle tu toque al producto, hacer que se mire, huela y sienta diferente. Y si nos referimos a un servicio, y no a un producto, quizás lo que marcaría la diferencia y atraería más clientes sería tu actitud de servicio, tu sonrisa constante, tu motivación personal, tu atención al cliente, la cordialidad, el liderazgo hacia tu cliente interno, tu pasión, el respeto en tu trato o quizás tu conciencia social.

Hacer la diferencia es tan complejo como el arte de “soplar y hacer botellas” (otro dicho nica), en el que tenés que exponer el material, es decir, vos mismo, a altas temperaturas —como nos pasa con la presión diaria— y jugar con la rotación del vidrio sin forma, de manera flexible, para lograr el efecto perfecto y el resultado en la forma curvilínea de una botella, deberás tomar en consideración, que si no lo hacés bien el vidrio se estalla o que si la temperatura es muy alta se derrite. Así, algo lleva de parecido con la vida diaria, que exige y demanda de nuestra parte, adaptación, arte y mucha flexibilidad, para lograr que el molde tome la forma que deseamos y marcar así la diferencia.

Hoy en día el término “diferenciación” viene acompañado de la palabra “estrategia”, pues es utilizado en marketing y publicidad para destacar las cualidades únicas de un producto; pero en la ciencia dicha palabra se remonta a las células que conforman nuestro cuerpo, es decir, lo que la realeza llama “linaje”, por lo tanto, quién dice que vos y yo no venimos de un fuerte linaje que nos permite tener nuestra propia estrategia de diferenciación a través de nuestra marca personal, nuestro “Yo”; y que a diario podríamos actuar de formas que revolucionemos el mundo genuinamente.

Si no lo habías considerado, ahí te dejo la espinita. Sos tan único(a), tan auténtico(a) y tan vos, como te lo creás y lo practiqués. Tu actuar es en realidad lo que define tu personalidad, tu día a día, es en realidad lo que marca tu futuro, lo que siembres hoy, será lo que cosechés mañana.

Tomate un momento y reflexiona. ¿Qué estás haciendo hoy para ser lo que te apasiona, lo que te hace feliz? ¡Solo “eso” te hará diferente!

*La autora es Especialista en Responsabilidad Social y creadora del blog Vida Socialmente Responsable


Noticias Relacionadas

El clima de seguridad en su entorno es la necesidad más importante por resolver en el país, según el 86% de las empresas turísticas, encuestadas p...

por Manuel Bejarano