/ Agencias
/ Agencias

Opinión por Elaine Miranda,

Aprender de las experiencias es un acto inteligente. Todos deberíamos sacarle el máximo provecho a nuestros errores, así como almacenar conocimientos y sabiduría a medida que vamos creciendo. Dicho esto, si podemos conseguir buenos consejos desde el principio y los seguimos- estaremos un paso adelante.

Por esta razón, me parece importante ofrecer asesoría financiera a los jóvenes, así estén apenas estudiando en la universidad, y sus vidas estén recién comenzando. Es posible que muchos de ustedes se encuentren en ese punto, en este momento, o tengan hijos que lo están. A continuación les presento una serie de consejos que, aunque están dirigidos a los jóvenes, también pueden ser válidos para otros momentos de la vida:

1. Ahorrá 1/3 de tus ingresos:
La realidad es que cuando acabás de salir de la Universidad, y tenés tu primer trabajo, el salario no es muy alto. Sin embargo, lo bueno de la cultura en nuestro país es que los jóvenes siguen viviendo en sus casas hasta que se casan, por lo que, al no tener otro tipo de obligaciones —como hijos y casa que mantener— puede resultar más fácil ahorrar una parte de tu salario. Si 1/3 te parece demasiado, intentá ahorrar el 15%.

2. Atrevete a invertir en tu carrera:
Muchos creen que una vez graduados y con título en mano, no hay necesidad de invertir en educación. Noticia de último momento: no es cierto. Tenemos que continuar aprendiendo para aspirar a mejores puestos, y por ende, mejores salarios. No necesariamente tiene que ser una maestría, también pueden ser cursos más cortos, o el aprendizaje de otros idiomas.

3. Arriesgate a tener sueños ambiciosos:
Tenés la vida por delante, y las posibilidades son infinitas. Entonces, ¿por qué no apuntar a las estrellas? A medida que pasa el tiempo, se hace cada vez más difícil porque tendrás menos tiempo y mayores responsabilidades. Así que entre más temprano empecés a trabajar por tus sueños, mejor.

4. No cedás a la presión financiera de tu grupo:
Muchas veces caemos en la tentación de comprar algo que no nos interesa. Yo sugiero que no te preocupés por competir con otros en términos de cuánto dinero parecen tener; solo porque tu mejor amigo se acaba de comprar un ipad, no quiere decir que vos también tengás que comprar uno.

5. No esperés a tener “dinero extra” para empezar a invertir:
Cuanto antes comencés, mejor vas a estar en el largo plazo. Solo tenés que dejar que el Interés Compuesto haga su magia.

6. Da un poco de regreso (en tus propios términos):
Como dice mi mamá: “Las campanas dicen dan darán”, por lo que es importante ver un poco más allá y ayudar a los demás. Dicho esto, nadie debería forzarte a hacerlo, y debés además, asegurarte que la organización a la que estás ayudando, realmente esté usando los fondos para la causa que estás apoyando.

7. Construí tu red:
“Networking” en inglés, “Guanxi” en chino. Con la tecnología, el mundo es cada vez más pequeño, así que es más importante que nunca, formar una amplia red de amigos y conocidos.“No quemés puentes, construilos en su lugar”.
La columnista es experta en finanzas personales. Autora del blog Plata con Plática: www.plataconplatica.com


Noticias Relacionadas

¿Construir o comprar? ¿Cuánto es la tasa de interés? Son algunas de las preguntas que surgen a la hora de adquirir una vivienda. Para aclarar sus ...

por Daysi Rivera /Metro Nicaragua

Difícilmente sea noticia que tener una casa más pequeña te ahorrará dinero, y es que algunos costos son simplemente inevitables. No importa cuánt...

por Elaine Miranda