/Agencias
/Agencias

Opinión por Marta García Terán,

Como ya he expresado en diferentes ocasiones, las mujeres somos invisibles en demasiados espacios de la vida política, social, económica y también científica. Hoy me detendré en este último. Hay datos de sobra para confirmarlo, pero me voy a tomar el tiempo para repetirlo, porque a veces es la única forma para que nos entre en la cabeza.

Solo 49 mujeres han ganado un premio Nobel frente a más de 800 hombres desde 1901 cuando comenzaron a entregarse. La matemática iraní Maryam Mirzakhani es la única mujer que ha conseguido la Medalla Fields, el prestigioso premio que otorga cada cuatro años la Unión Matemática Internacional (IMU) durante el Congreso Internacional de Matemáticos (ICM). 78 años otorgando este premio, una mujer frente a 56 hombres.

Por esto específicamente hay un día para hablar de las mujeres en la ciencia, promovido por Naciones Unidas desde diciembre de 2015: el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, a celebrarse cada 11 de febrero. En la página web del organismo podemos leer que la ciencia y la igualdad de género son vitales para realizar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluidos en la Agenda 2030.

Si bien es verdad como dicen ahí que en los últimos 15 años, la comunidad internacional ha hecho un gran esfuerzo inspirando y promoviendo la participación de las mujeres y las niñas en la ciencia.

Desafortunadamente, seguimos enfrentándonos a barreras que nos impiden participar plenamente en esta disciplina.

Además, proporcionan más datos. De acuerdo con un estudio realizado en 14 países, la probabilidad de que las estudiantes terminen una licenciatura, una maestría y un doctorado en alguna materia relacionada con la ciencia es del 18%, 8% y 2%, respectivamente, mientras que la probabilidad para los estudiantes hombres es del 37%, 18% y 6%.

“Las niñas se siguen enfrentando a estereotipos y restricciones sociales y culturales, que limitan su acceso a la educación y la financiación para la investigación, impidiéndoles así cursar carreras científicas y desarrollar todo su potencial”, asevera Irina Bokova, directora general de Unesco en su mensaje a propósito del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

No hay que simplificar el problema. No es que las mujeres sean peores que los hombres en general. No es que no queramos desempeñarnos en la ciencia, artes o liderando. Es que, como lo expresa Bokova, el cómo está montada y funcionando la sociedad en la que vivimos impide que muchas de nosotras nos decantemos por carreras y pasiones que nos alejan de los roles tradicionales adjudicados a las mujeres.

Milagro es que algunas estén consiguiendo llegar a esferas completamente dominadas por hombres. Por eso debemos mostrar a estas pioneras, hablar de estos escandalosos datos. Necesitamos que estas mujeres que van abriendo camino se conviertan en modelos a seguir por las niñas y adolescentes. Por eso celebramos este día, las celebramos a ellas para que más chavalas se animen a seguir sus pasos.

“El mundo necesita a la ciencia y la ciencia necesita a las mujeres”, concluye la directora general de Unesco en su mensaje y nos invita a sumarnos al movimiento a favor de la participación de niñas, adolescentes y mujeres en la ciencia firmando el manifiesto para animar a las niñas a explorar trayectorias profesionales científicas. Para derribar las barreras que impiden a las mujeres científicas continuar sus carreras en investigación a largo plazo. Para priorizar el acceso de la mujer a altos cargos y a cargos directivos en el mundo de la ciencia. Para celebrar públicamente la contribución de las mujeres científicas al progreso científico y a la sociedad. Para garantizar la igualdad de género mediante la participación y el liderazgo en simposios y comisiones científicas como conferencias, comités y reuniones de los consejos de administración. Para promover el asesoramiento y el networking dirigidos a jóvenes científicas con el fin de permitirles planificar y desarrollar carreras que respondan a sus expectativas.

Juntas podemos, les dejo el enlace para que puedan saber más, y por supuetso firmar para que esto ocurra: www.forwomeninscience.com/es/manifesto.

La autora es comunicadora audiovisual y digital con enfoque de Derechos Humanos
@martascopio

 


Noticias Relacionadas

La Luna más grande de Júpiter, Ganímedes, ha sorprendido a los científicos durante décadas cuando descubrieron que es la única Luna que crea su ...

por Metro World News