Nacionales por Redacción Web y EFE,

Pasadas las 2:00 de la madrugada de este sábado 27 de agosto, fueron declarados culpables cuatro de las cinco personas involucradas en el secuestro de un bebé el pasado primero de junio en el Hospital Alemán Nicaragüense, en Managua.

El fallo fue dictado por el juez Sexto Distrito Penal de Juicio de la capital, Ernesto Rodríguez, quien el día anterior (viernes) declaró culpable a Wanky Monje Altamirano, por el delito de secuestro simple en perjuicio del pequeño Betzael Orozco Jarquín.

Wanky se había declarado culpable

Wanky Monge Altamirano sorpresivamente se declaró  culpable luego de que admitiera que raptó del recién nacido Betzael Orozco Jarquín el pasado 1 de junio en el Hospital Alemán Nicaragüense.

“Yo soy culpable”, dijo Wanky, de 30 años, al aceptar que raptó al niño el 1 de junio pasado del estatal “Hospital Alemán Nicaragüense”, haciéndose pasar por médico.

Altamirano negó haber tenido contacto con otras personas dentro del hospital y explicó que recibió el bebé de la abuela del menor, quien creyó se lo entregaba a una trabajadora del nosocomio.

En la sesión de juicio que inició la mañana de este viernes y continuaba hasta el cierre de esta nota (8:30 pm), los demás procesados brindaron testimonio ante el juez sexto de Distrito Penal de Juicio de Managua, Ernesto Rodríguez, tratando de deslindar toda responsabilidad en el referido hecho.

La primera declaración fue la de Ana Guadalupe García Valdivia, quien trabajaba en dicho hospital y es señalada como encubridora del rapto.

García Valdivia aseguró que inmediatamente informó a la directora del Hospital Alemán Nicaragüense y a una oficial de policía a la que solo identificó como Tania.

Esta alega que se enteró de la situación el 19 de junio por información que le brindó Mario Muñoz Arias, quien también trabajaba en el centro asistencial y es otro de los acusados.

Luego de García Valdivia le tocó el turno a Muñoz Arias y posteriormente rendiría declaración Túpac Amaru Murillo.

El abogado de este último sostiene que su cliente fue engañado por su pareja Wanky Monge Altamirano haciéndole creer que habían procreado un hijo.

c463b86d58378a49806dfb2d066980e9

/Henry Padilla

Sin consultar si recibía presiones para dicha declaración, el juez Sexto Local Penal de Audiencias de Managua, Ernesto Rodríguez, aceptó la misma como “espontánea y veraz”, y la declaró culpable.

La sentencia contra Altamirano será anunciada el 29 de agosto próximo.

El juicio seguirá para otras cuatro personas, acusadas por supuesta colaboración en el secuestro.

De acuerdo con la acusación de la Fiscalía, la secuestradora recibió ayuda de su hermana Julia Monge Altamirano, de 43 años, y su cónyuge Tupac Amaru Murillo, de 35 años.

Jesús Muñoz, amigo de la mujer que aceptó el delito, fue acusado como cómplice, y Ana Guadalupe García como encubridora del delito.

Las cuatro personas que fueron declaradas culpables

El fallo de culpabilidad del juez Altamirano, recayó sobre Túpac Amaru Murillo, pareja de Wanky y quien fue encontrado culpable del ilícito de secuestro simple en calidad de coautor. Mientras que Ana Guadalupe García, fue inculpada por el delito de encubrimiento.

Finalmente, fueron declarados culpables por el delito de complicidad, Julia Antonia Monge (hermana de Wanky) y Mario de Jesús Muñoz.

La lectura de la sentencia para estas personas se realizará el próximo viernes 2 de septiembre a las 2:00 p.m.

García se ha convertido en el foco de atención en el caso, ya que es la secretaria de la sandinista Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud) en Managua, un sindicato afín al Gobierno de Nicaragua.

El bebé fue encontrado a inicios de julio en casa de Monge, con anemia y neumonía.

Una vez que las autoridades le practicaron la prueba de ADN, el niño fue devuelto a sus padres.


Noticias Relacionadas

Dos de los cinco condenados por el secuestro de un bebé en el Hospital Alemán Nicaragüense el 1 de junio del 2016 están buscando cómo salir de la...

por Ernesto García