Foto referencial. /Archivo
Foto referencial. /Archivo

Nacionales por Ingrid Duarte y EFE,

Empresas que trabajan para grandes marcas mundiales aprenden diagnosticar sus modelos de gestión en Nicaragua, informó ayer Better Work, que trabaja con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para promover el cumplimiento de las normas laborales.

El experto en normativa laboral de Better Work Global de la OIT, Ivo Spauwen, se encuentra en el país impartiendo un seminario sobre Autodiagnóstico y Primer Informe de Progreso a representantes de 24 fábricas de diferentes departamentos.

El funcionario ha reconocido el importante avance de las fábricas de textil y calzado nicaragüense, quienes han estado cumpliendo las normas fundamentales establecidas por la OIT y han hecho mejoras en el salario mínimo de sus empleados.

Sin embargo, aunque hay avances, el experto manifestó que hay aspectos que necesitan mejorarse, como las condiciones de seguridad y salud ocupacional debido a los riesgos que sigue habiendo en cada una de las fábricas, y el desarrollo de estrategias gerenciales y sistemas internos que permitan tener lugares más seguros.

El objetivo de la capacitación es que las empresas realicen sus propios diagnósticos de gestión, identificando áreas claves de mejora para alcanzar una gerencia efectiva, antes de que las grandes marcas las auditen y les digan qué hacer, dijo la coordinadora de Better Work Nicaragua, Blanca Peralta.

“Al realizar sus diagnósticos, las empresas tienen una mayor apropiación de sus problemas y esto las motiva a buscar una solución conjunta entre la gerencia y los trabajadores, son ellos los que saben qué está pasando y qué necesitan mejorar, algo que a veces no sabe el auditor externo”, explicó Peralta en el evento.

Según Spauwen, aún cuando se trata de un tema novedoso, las empresas que realizan sus propios diagnósticos sobre el modelo de gestión demuestran madurez, pues están mejor preparadas para trabajar con las grandes marcas.

“Es una manera de mostrar a las marcas que estas fábricas son maduras, que hay un buen diálogo social entre la gerencia y sus trabajadores, que estas fábricas toman la iniciativa para identificar sus necesidades y mejorarlas”, afirmó Spauwen.


Noticias Relacionadas