Destacado, Nacionales por Manuel Bejarano y Luis Duarte,

El precio de la tonelada de cacao, dice Torben Erbrath, de la Asociación Federal Alemana de la Industria de Dulces (BDSI), ascendió en el 2015 a 2.800 euros (unos 3.090 dólares en promedio), es decir, “dos veces más cara que en el 2007”.

Ante esto, la empresa chocolatera alemana Ritter Sport decidió establecer sus propias plantaciones de ese rubro en Nicaragua, como una estrategia para reducir los costos de su principal materia prima.

Inversión. Prestigiosa marca aumentará el número de plantaciones en el país

En el 2017, esas plantaciones estarán dando su primera cosecha, dijo Thomas Seeger, de Ritter Sport, en marzo pasado al diario Sueddeutsche Zeitung, de Múnich, Alemania, quien además consideró como un “un problema para los productores” el incremento del precio.

Ritter Sport es una empresa familiar y aparentemente, según el artículo, espera que un tercio de su consumo de cacao, para la fabricación de chocolates, llegue de Nicaragua en la próxima década.

Miles de hectáreas

En Nicaragua, el gerente general de Ritter Sport, Manfred Günkell, explica que efectivamente “una gran parte del cacao que se requiere para la producción de chocolate va a llegar de Nicaragua”.

La meta de la empresa es establecer 1.500 hectáreas de cacao en el país y seguir acopiando el producto a los cacaoteros, con los que ya tiene una relación comercial.

“Desde el 2013 se han establecido 540 hectáreas, y este año se establecerán 180 más, para llegar a las 720 hectáreas propias. En 2020 pensamos concluir con la meta de 1.500 hectáreas”, dijo Günkell.

En sus áreas propias, la empresa espera cosechar unas 3.000 toneladas, es decir, proyecta la producción de dos toneladas por hectáreas.

Actualmente, le compra unas 1.200 toneladas a las cooperativas.

Expectativa
“Los precios a nivel internacional del cacao son buenos y nada indica que el consumo de chocolate vaya a disminuir”.
Lars Saquero. Gerente general de la empresa Ingemann en Nicaragua.

Günkell refirió que la empresa alemana usará en sus chocolates aproximadamente la cantidad de cacao nicaragüense que produce en la actualidad Nicaragua, es decir, entre 4.200 y 4.500 toneladas anualmente.

El gerente general Ritter Sport en Nicaragua comentó que la empresa puso en práctica esa estrategia en Nicaragua “porque anteriormente ya tenía vínculos con cacaoteros aquí”.

“Es una empresa familiar que decidió apoyar un proyecto que estaba aquí. Era un proyecto agroforestal ejecutado por una ONG conocida como Pro Mundo Humano, que involucraba a dos cooperativas de cacao en Waslala. Así comenzó a gustarle el cacao nicaragüense a la empresa y se decide a hacer esa inversión en ese proyecto”, contó.

Si bien, el precio internacional del cacao ha sido un motivo para que Ritter Sport establezca sus plantaciones propias en Nicaragua, en el país hay incentivos fiscales y un buen clima para la inversión.

“Los precios del cacao han subido y es como una estrategia de la empresa poder producir el cacao en Nicaragua con menores costos, antes que comprarlo. Eso la hace más competitiva como empresa chocolatera”, afirmó.

Cambio necesario

Lars Saquero, gerente general de la empresa Ingemann en Nicaragua, dijo recientemente, durante el III Foro Nacional Agropecuario, de Upanic, que los productores agrícolas del país ante la influencia del cambio climático deberían comenzar a diversificar su producción con otros cultivos. En su opinión, el cacao “es la mejor alternativa”.

“El cacao a largo plazo es más rentable”, aseguró.

Ingemann es una compañía familiar de Dinamarca establecida en el país desde el 2007. “Venimos como una empresa apícola y desde el 2013 trabajamos con cacao. Actualmente tenemos más de 2,000 manzanas con productores en todo el país y queremos crecer. Son productores que están asociados con nosotros”, contó Saquero.


Noticias Relacionadas