Nacionales por Ernesto García,

Desde la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) se mandó reforzar la seguridad y controles en los puestos fronterizos del país, tras conocerse que una mujer disfrazada de médico robó un bebé de 12 horas de nacido en el Hospital Alemán Nicaragüense la mañana de ayer.

Así lo afirmó el  jefe de la DAJ, Juan Ramón Gámez, quien dijo que los policías ubicados en los puestos fronterizos fueron alertados del robo del bebé.

El bebé fue robado entre las seis y siete de la mañana, y 12 horas después  las investigaciones continuaban  bajo  hermetismo policial.

Hacen retrato hablado

Con la ayuda de la abuela materna del bebé y personal médico, que miró a la mujer pasearse por los pasillos del hospital chineando al niño vestida de médico, la Policía hizo un retrato hablado de la raptora.

La médico falsa  vestía de gabacha blanca, camisa floreada con fondo café, pantalón azul tipo buzo y se cubría el rostro con una mascarilla; es descrita como una mujer alta, piel morena y lucía el cabello planchado.

Gertrudis Padilla, familiar del bebé,  dijo que el robo se debe a “falta de controles” en el Hospital Alemán Nicaragüense, ya que nadie del personal de ese hospital  porta de manera visible algún carné.

Según los testimonios de la familia, la mujer tomó al bebé con la excusa de llevarlo a vacunar.

Padilla cree que la mujer no salió de la unidad de salud por los portones, sino que podría haber contado con algún cómplice más.  

En declaraciones a medios oficiales, el doctor Francisco del Palacios, jefe de la Sala  Obstetricia del Hospital Alemán Nicaragüense, expresó que el hospital tiene varios lugares en desuso, lo que pudo haber facilitado el robo.  


Noticias Relacionadas

El Festival Ícaro Nicaragua, dedicado a Matilde Díaz Landeros, se inaugura este miércoles por la noche, en la Alianza Francesa con la proyección d...

por Letzira Sevilla

El prospecto pinolero de la organización de los Gigantes de San Francisco, Elián Rayo, está contemplado para ser el cuarto bate de la Selección Na...

por Carlos Montealto