Destacado, Nacionales Por

A dos semanas de ocurrida la tragedia que cobró nueve vidas y destruyó cuatro viviendas, la Alcaldía de Managua reconoció que la situación en el barrio 18 de Mayo es compleja, pero que debió tomarse medidas para evitar pérdidas humanas.

Desde el año 2009, las autoridades municipales evacuaron a 80 familias que habitaban en la zona este del cauce 18 de Mayo. Sin embargo, el proceso no continuó porque algunos pobladores se resistieron a abandonar el territorio.

Nuevamente en 2011, una toma en la zona este obligó a las autoridades a evacuar la zona, pero tampoco se completó.

En un escenario complejo no se desalojó a la gente que estaba al lado este del cauce, que era lo correcto. Inclusive, el lado oeste, nunca lo hemos hecho, nunca lo habíamos hecho en la Alcaldía de Managua”, afirmó el secretario general de la Comuna capitalina, Fidel Moreno.

Tras las fuertes lluvias del 16 de octubre que provocaron el derrumbe del muro perimetral de la urbanización Lomas del Valle, en las cercanías del cauce, las autoridades retomaron el proceso en el que, según Moreno, se han trasladado a más de 400 familias.

Sin embargo, aseguró, ha habido resistencia de parte de algunos pobladores, por lo que la municipalidad ha dividido a estas familias en dos grupos. El primero, formado por 37 viviendas que están en una zona que si bien eventualmente podría inundarse, los riesgos de inundación son muy pequeños y nulos en el caso de derrumbe.

Por ello, el secretario general de la Alcaldía municipal señaló que “si las familias quieren seguir viviendo en esa zona, es posible habilitar la zona como una zona de vivienda, siempre y cuando nos obligue de parte nuestra a un proceso de permanente custodia, vigilancia, que vayamos observando año con año cómo se comportan las lluvias, el crecimiento del cauce, los niveles y volúmenes de agua en la micropresa”.

No así en el caso de un grupo de 27 viviendas que habitan donde el cauce gira, ya que existen riesgos reales de derrumbes. “Creo que lo más fácil para todos nosotros sería cerrar los ojos y decir están tranquilos. Pero les estaríamos mintiendo”, agregó. Hasta el momento, las autoridades no han tomado una decisión sobre la evacuación de las familias, pero se mostraron anuentes a presentar un plan alternativo para ellos.

El concejal del Partido Liberal Independiente (PLI), Alfredo Gutiérrez, apuntó que esa disposición de la Alcaldía no es de conocimiento de los pobladores, por lo que instó a los funcionarios a atender a los habitantes de ese barrio y escuchar sus demandas, entre las que destacó que, de haber una reubicación, sea dentro del municipio de Managua.

Por Velia Agurcia Rivas


Noticias Relacionadas