Destacado, Nacionales Por

La tormenta tropical Hanna se disipó al impactar en territorio continental y representa menos peligro para Nicaragua, informó hoy una fuente oficial.

“Pensamos que ya la parte más peligrosa pasó”, dijo el asesor del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), José Antonio Milán, a través del canal 4 de televisión, afín al Gobierno.

Hanna impactó en tierra la noche del lunes y esta mañana sus remanentes fueron ubicados a 150 kilómetros al suroeste del Cabo Gracias a Dios, en la frontera entre Nicaragua y Honduras, con vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros por hora y un desplazamiento con rumbo oeste a una velocidad de 7 kilómetros por hora, según el Centro Nacional de Huracanes, de Estados Unidos.

A pesar de la desaparición de Hanna, las lluvias fuertes podrían presentarse en Nicaragua, de acuerdo con las autoridades locales.

El Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) había anunciado su temor por las precipitaciones que podría causar la tormenta tropical.

El Gobierno de Nicaragua reportó lluvias sin mayores consecuencias en la Región Autónoma Atlántico Norte (RAAN), especialmente cerca del Cabo Gracias a Dios.

Hanna volcó dos veleros cerca de los Cayos Miskitos la mañana del lunes, horas después de haberse constituido como tormenta tropical, y la Fuerza Naval rescató a sus 17 tripulantes.

Una alerta amarilla se mantiene en los litorales Pacífico y Caribe, así como en el norte de Nicaragua, a causa de Hanna, el octavo ciclón de la temporada de huracanes. ACAN-EFE


Noticias Relacionadas