Destacado, Nacionales Por

Al menos 10.000 plantas de mangles fueron sembradas en el único río nicaragüense que drena en el Golfo de Fonseca, informaron hoy los organizadores de una reforestación realizada a orillas del río Estero Real, en el Pacífico norte de Nicaragua.

Se sembraron en la parte del río Estero Real donde hay mayor degradación, sembramos unos 10.000 mangles“, dijo a Acan-Efe el director del Centro de Investigación de Ecosistemas Acuáticos, (CIDEA), de la Universidad Centroamericana (UCA), Carlos Rivas Leclair.

Los mangles son bosques de plantas leñosas que se desarrollan en bordes, lagunas, riberas y en costas tropicales, y se caracterizan por sus raíces fuera de la tierra.

El objetivo de la reforestación es garantizar la reproducción de las distintas especies de peces y camarones, además de otros animales que dependen del mangle, afirmó Rivas Leclair.

Cada año la meta es sembrar unas 100.000 plantas de mangles en el lugar, según la directora de la Unidad de Gestión Ambiental de la Alcaldía de Puerto Morazán, Haydée López.

Unas 80.000 plantas de mangle han sido sembrada hasta ahora en el lugar, señaló López.

En la última gira de reforestación se involucraron unos 200 voluntarios, entre trabajadores de instituciones públicas, estudiantes de los colegios y organismos ambientalistas, indicó la representante de la alcaldía.

El río Estero Real es parte del corredor del bosque manglar que abarca franja del Pacifico y es una zona ecológicamente conectada con Honduras y El Salvador, de acuerdo con el CIDEA.

En Nicaragua, el Estero Real es uno de los sitios donde hay mayor extensión de bosques manglares, con más de 15.000 hectáreas.

Los tipos de mangles que crecen en la zona son rojo, negro y blanco, afirmó el coordinador del proyecto de reforestación, Juan Ramón Bravo.

La necesidad de reforestar con manglares las cercanías del río Estero Real está relacionada con la explotación indiscriminada de camarones, moluscos, peces, aves y mamíferos, resaltó Bravo.

La actividad de reforestación se enmarca dentro del proyecto “Fortalecimiento de las capacidades para la adaptación al cambio climático en el Golfo de Fonseca”, que se desarrolla de manera simultánea desde hace seis años en El Salvador, Honduras y Nicaragua, países con costas en el Golfo Fonseca.

El Estero Real es el ecosistema de su tipo más grande de Nicaragua y del Golfo de Fonseca.

En 1983 fue declarado Reserva Natural en 1983, y sitio Ramsar, o humedal de importancia internacional, en 2001, por la Organización de las Naciones Unidas Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). ACAN-EFE


Noticias Relacionadas