Espectáculos, Nacionales Por

“Cortázar en Solentiname”. Libro expone vivencias del escritor argentino en sus visitas al país

“Para (Julio) Cortázar, Nicaragua era la niña bonita de la revolución”, dijo el Embajador de Argentina en Nicaragua, Marcelo F. Valle Fonrouge, al hablar de los vínculos que unían a este escritor con el país, mientras presentaban ayer el libro “Cortázar en Solentiname”.

Este  libro contiene 7 piezas breves. Tres de Cortázar, dos de Cardenal y dos de Sergio Ramírez. Los relatos evocan las experiencias del escritor argentino en las ocasiones que visitó Nicaragua y las de los encuentros de los dos destacados creadores nicaragüenses con el autor de “Rayuela”. La publicación de esta obra es también un homenaje al centenario del nacimiento de Cortázar.

“Cortázar en Solentiname”, para el escritor Ramírez,  es importante para Nicaragua, ya que muestra la amistad de Cortázar con el país. “Una de las figuras más importantes de la literatura en lengua castellana que haya tenido ese vínculo con nosotros es motivo de orgullo,  de satisfacción y este libro es un asomo a esa vida de Cortázar con Nicaragua”, señaló.

Y agregó que éste solo es el inicio, pues tendría que escribirse mucho todavía y hacer investigaciones, y reunir los testimonios de las personas que los conocieron. Por su lado, el poeta Ernesto Cardenal señaló que en este libro se relata cuando Ramírez y él trajeron a Cortázar clandestinamente a Nicaragua en tiempos del somocismo. Pero se pueden apreciar los textos de este escritor y una variedad de obras pictóricas que el mismo Cortázar fotografió en Solentiname.

Para el diplomático argentino, además de la travesía vivida en territorio nica, esta obra expresa “el profundo amor” por la nación. “Es una relación amorosa, de fe, pues hay una fe absoluta en la  Revolución Sandinista, poner en valor de parte de Julio Cortázar de algo que fue una política de estado que fue la alfabetización y de llevarlo a cabo a todos los límites posibles de Nicaragua. Él pone en valor la amistad con dos escritores y el reconocimiento de la poesía con acto revolucionario, éstos son los ingredientes que capturo yo al dar lectura”, manifestó.

Estos relatos también cruzarán las fronteras, pues varios ejemplares de “Cortázar en Solentiname” llegarán a las bibliotecas públicas de Argentina. “Desde ya nosotros vamos a enviar muchos ejemplares, como lo hemos hecho con el anterior libro (Nicaragua tan violentamente dulce), para distribuirlo en todas las bibliotecas públicas de Argentina”, informó.

Ejemplo de integración

El embajador Valle Fonrouge indicó que este valioso libro es un “símbolo de la riqueza literaria de la patria grande”.  “Estamos uniendo a dos escritores centroamericanos y un escritor sudamericano, como gesto de integración es el mejor, a través de la escritura de tres grandes poetas escritores latinoamericanos”, subrayó.

Este libro fue posible gracias a la colaboración de la Embajada de Argentina en Nicaragua, con la colaboración del Centro Nicaragüense de Escritores.
Por Karen Espinoza


Noticias Relacionadas