Destacado, Nacionales Por

En Centro y Sudamérica el 30% de las niñas y el 28% de los niños manifestaron que las niñas “jamás” o “rara vez” se sienten cómodas usando las letrinas de la escuela.

El porcentaje de este dato en Nicaragua se tornó mucho más elevado, pues el 65% de las niñas y niños declararon que “jamás” o “rara vez” las niñas usan los baños de sus escuelas porque tienen la percepción de que serán agredidas, acosadas o abusadas sexualmente en ese lugar.

No vamos al baño porque nos espían”, aseguró una de las 737 participantes del estudio en Nicaragua, el cual se ejecutó de forma simultánea en 11 países, en cuatro regiones del mundo para conocer de una muestra de 7 mil 179 niñas, niños y adolescentes sus opiniones y percepciones sobre matrimonio, embarazo, motivación, escuela, participación, liderazgo, quehaceres, entre otros aspectos.

En el marco de la Jornada del Día Internacional de la Niña se están presentando los resultados de dos estudios, manifestó Patricio Lara, director de Plan Internacional en Nicaragua. El primero, “Escuchen nuestras voces”, es uno de los estudios más amplios sobre empoderamiento y derechos de las niñas a nivel mundial y el segundo es el primer estudio en su tipo que se realiza en el país, que habla directamente de la “Situación de las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes en Nicaragua”.

“Uno de los temas críticos es la violencia que perciben las niñas como un tema aceptado y romper con ese modelo es lo que buscan estos estudios para que se conozca cuáles son los temores de las niñas”, afirmó Lara.

“Nos preocupan particularmente dos cosas claves en cuanto a la seguridad porque reconocen que el transportarse de la casa al sitio de estudio es un espacio donde ellas se sienten vulnerables y el otro el uso de los baños y letrinas en las escuelas, en ambos estudios el resultado fue del doble que en el resto de países y es una estadística que antes era desconocida”, agregó.

Otros temas preocupan a las niñas también y han quedado evidenciados. Están relacionados a las decisiones sobre sus vidas y cuerpos, pues el 53% de los encuestados en los 11 países refieren que las adolescentes “jamás” o “rara vez” deciden si quedarán embarazadas y el 74% destaca que no siempre deciden si se casarán.

“Ella le dice que se ponga condón, pero él no quiere porque dice ‘si no querés hacerlo conmigo no me importa, porque a mí me sobran las mujeres’, pero como estás enamorada, tenés intimidad con él, por esa presión”, afirmó una de las niñas encuestadas en el país.

48% de las adolescentes que participaron en el estudio señalan que los niños y niñas “jamás” o “rara vez” comparten las tareas de la casa.

“Somos dos hermanas y un hermano, entre nosotras nos repartimos todo y él se la pasa acostado”, expresó una niña nicaragüense. Las tareas domésticas restan tiempo de estudio a las niñas y éstas se encuentran relacionadas con el matrimonio precoz y el embarazo.

Por su parte Adilia Amaya, del Instituto de Promoción Humana (Inprhu), destacó que ambos estudios presentados se complementan y señalan la lentitud de los cambios que se han tenido para las niñas y adolescentes.

“Hay un elemento común y son las normas sociales desiguales que son las mismas en todos los países. Si bien se reconocen en el estudio de la ‘Situación de las niñas, adolescentes y jóvenes’ los avances que ha tenido Nicaragua en materia de educación, hay temas referidos al castigo físico y la violencia, si bien las chavalas saben dónde acudir, se confunden y no denuncian los abusos y violencia porque no la reconocen, la ven como algo normal”, dijo Amaya.


Noticias Relacionadas