Nacionales Por

Un promedio de casi dos familias por día sustituyeron la leña por el biogás durante las últimas 11 semanas del año, según el Programa de Biogás Nicaragua (PBN).

En un lapso de 70 días, entre mayo y julio, el número de familias que adoptó un sistema de biogás en sus cocinas, para reemplazar a la leña, pasó de 650 a 785, para un promedio de casi dos sustituciones diarias, según un informe brindado por el PBN.

El sistema de biogás consiste en convertir las heces de vaca en combustible para cocinar, en vez de utilizar leña, por lo que las principales beneficiadas son las familias campesinas de Nicaragua.

Entre los beneficios del biogás está una mejora en la calidad de vida y la reducción de la contaminación del aire, según PBN, que es auspiciado por el Servicio Holandés de Cooperación al Desarrollo (SVN) e Hivos, Fondo Multilateral de Inversión (Fomin).

“La adopción de los sistemas de biogás está permitiendo que las fincas y negocios de las familias ganaderas sean más productivas, tengan múltiples ahorros y otros beneficios al ambiente, la salud y la familia”, indica el informe de PBN.

Beneficio. 5 toneladas de dióxido de carbono se han dejado de emitir por cada familia que utiliza biogás

Los beneficios de los que gozan, sobre todo las mujeres y niños, se deben a que la familia ya no inhala el humo de la cocina, se desgasta menos buscando leña, conserva sus bosques, se ahorra dinero en la compra de más leña y saca provecho del biol, un residuo del sistema de biogás que sirve como fertilizante.

Productores de las zonas central y norte de Nicaragua han podido ahorrar unos 656 dólares al año en gas butano y 1.200 dólares en fertilizantes, de acuerdo con PBN.
Y como beneficio global, cada familia ha dejado de emitir cinco toneladas equivalentes de dióxido de carbono al año, indica el informe.

Aunque los sistemas pueden llegar a superar los 2.000 dólares de inversión, los dueños de fincas reciben un incentivo de 480 dólares para la instalación, mismos que representan entre el 20% y el 40% de la construcción, cuya vida útil es de 30 años.

La inversión incluye capacitación, asistencia técnica, manejo del biol y entrenamiento sobre buenas prácticas pecuarias.

La leña es utilizada para cocinar en el 45,8% de los hogares de Nicaragua.

El Gobierno de Nicaragua se ha propuesto reducir dicho consumo a un 10% en 2020.

El proyecto, que funciona en siete departamentos  del país, forma parte de una inversión de 6,2 millones de dólares auspiciados por el Fomin, el Fondo Nórdico de Desarrollo (NDF), el SNV, Hivos y aportes locales. Acan-Efe

*A nivel nacional 45,8% de los hogares utilizan la leña para cocinar. 


Noticias Relacionadas

En 2014, en promedio, cada nicaragüense gastó al menos 8.006 córdobas al año más que en 2009 en artículos relacionados al consumo, de acuerdo a ...

Por