Destacado, Nacionales Por

Un grupo de nueve inmigrantes indocumentados originarios de Monzabique (África) fue detenido en Nicaragua mientras buscaba la frontera con Honduras e inmediatamente fue puestos en cuarentena para prevenir un hipotético caso de ébola, confirmó hoy la Policía de Chinandega.

“Se les hizo chequeo y están aislados en una zona rural”, dijo a Acan-Efe un oficial de la Policía de la provincia fronteriza de Chinandega.

Ninguno de los ciudadanos africanos presenta síntomas de ébola, pero fueron aislados por 30 días por precaución, sostuvo la fuente, tal como lo ha ordenado el gobierno nicaragüense respecto a los nativos de ese continente.

Los hombres fueron identificados como Kofi Adjei, Halilu Ibdralim, Adeeb Mafim, Nasir Iqbal, Richard Aeuepon, Fidik Ayuda, Ibrahim Chambu, Bibakar Yussif y Saeed Aguda.

El grupo estaba a punto de alcanzar la frontera con Honduras cuando fue detenido, la tarde de este jueves, en el municipio de Villanueva, ubicado a 186 kilómetros al noroeste de Managua, a poca distancia de la frontera con Honduras.

Antes los inmigrantes habían pasado por Venezuela, Colombia, Panamá y Costa Rica, y se presume que se dirigían hacia Estados Unidos, según la versión policial.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció ayer que ha identificado quince Estados en África especialmente vulnerables para importar casos de ébola dado sus débiles sistemas de salud y su poca experiencia en lidiar con emergencias de estas características.

Los principales son los que comparten fronteras con algunos de los países afectados: Costa de Marfil, Guinea Bissau, Mali y Senegal.

Asimismo, la OMS vigilará de cerca a Benin, Burkina Faso, Camerún, Gambia, Ghana, Mauritania, Nigeria, República Centroafricana, República Democrática del Congo (RDC), Sudán del Sur y Togo.


Noticias Relacionadas