Nacionales Por

Nicaragua está atravesando “una rara época lluviosa”, que se ha caracterizado por una fuerte sequía en sus primeros tres meses y condiciones normales de precipitaciones dos meses después, informó hoy el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

“Nunca habíamos visto en la historia estas condiciones de sequía con condiciones normales de precipitación en octubre”, explicó en rueda de prensa el asesor de Meteorología del Ineter, José Antonio Milán.

Nicaragua tiene dos estaciones definidas que duran seis meses cada una, y que son conocidas como “invierno”, la época lluviosa, y “verano”, la etapa seca.

El invierno en Nicaragua se extiende desde mediados de mayo hasta noviembre, y el verano de diciembre hasta mediados de mayo.

En mayo pasado se anunció la probable aparición del fenómeno “El Niño”, que significa sequía en unas zonas de Nicaragua y exceso de lluvias en otras, pero éste nunca se hizo presente y aún así las lluvias escasearon, recordó el científico.

No obstante, cuando Nicaragua se alistaba para un largo período seco, las lluvias se presentaron de forma continua a partir de septiembre pasado y se normalizaron en octubre.

“Ahora tenemos unas condiciones del tiempo normales, propias de octubre, con bajas presiones, ondas tropicales y con condiciones que donde se pueden dar fenómenos (huracanes)”, anotó el experto.

Los científicos del Ineter estudian este comportamiento de la atmósfera para saber qué esperar en el futuro, apuntó Milán.

Octubre, además de septiembre, son los meses más lluviosos del año en Nicaragua.

La temporada de lluvias termina oficialmente el 31 de octubre en este país, aunque las lluvias pueden continuar hasta el 30 de noviembre como producto de la temporada de huracanes, de acuerdo con el Ineter. ACAN-EFE


Noticias Relacionadas