Destacado, Nacionales Por

En comunidades de Rivas y San Miguelito se han realizado seis marchas en rechazo al proyecto del Gobierno y la empresa china HKND, que pretenden construir un canal interoceánico que una el océano Pacífico y el mar Caribe a partir de este año.
Sobre la reacción de los pobladores, Telémaco Talavera, miembro de la comisión del Gobierno para el Canal de Nicaragua, dijo que es normal y que “es una expresión de que en Nicaragua hay libertad, la gente se puede manifestar”.
Asimismo, señaló que desde el Gobierno no hay disposición de confrontar, sino de aclarar dudas sobre la megaobra.
“Me extrañaría que no hubiera protestas por una obra de tal transformación. Es normal que haya intereses de otro tipo, también hay intereses para poder sublevar a alguna gente, pero también hay preocupaciones legítimas”, agregó Talavera.
Las protestas se han generado en medio del proceso de levantamiento de datos para la elaboración de un censo de propiedades sobre la ruta canalera que estaba previsto a presentarse hoy. Sin embargo, el también presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU) dijo que se encuentran en la última etapa de estudios y que éstos estarán listos a finales de octubre.

Asesoría internacional
Pese a que públicamente desde Panamá se han generado reacciones negativas y poca credibilidad en el proyecto de HKND y el Gobierno, Talavera aseguró que se está recibiendo asesoría de parte de universidades de ese país centroamericano, al igual que desde la Autoridad del Gran Canal (ACP).
“Han tenido una gran colaboración y disposición con esta obra que complementa a Panamá”, refirió el académico, quien explicó que los buques de mayor capacidad de 13 mil contenedores no podrán transitar por el canal panameño, incluso tras su ampliación, por lo que es necesaria la construcción del proyecto en nuestro país.

“Antes era una percepción de que esto no era posible, hoy por lo menos ya lo ponen en duda como una posibilidad”.
José Adán Aguerri. Presidente del Cosep.


Noticias Relacionadas