Destacado, Nacionales Por

Managua, 10 oct (ACAN-EFE).- Un muerto, 6.097 personas afectadas, 1.284 evacuados, 29 casas destruidas y 866 viviendas inundadas es el saldo provisional causado por las copiosas lluvias que afectan principalmente el litoral Pacífico del país desde el miércoles pasado, informó hoy una fuente oficial.

En total, las lluvias caídas en los últimos tres días han dejado 6.097 personas afectadas en 1.236 familias, dijo la primera dama y portavoz del Gobierno sandinista, Rosario Murillo, al leer un nuevo informe sobre los daños.

La funcionaria indicó que 1.284 personas permanecen refugiadas en albergues y que otras 29 han encontrado refugio en las viviendas de sus parientes o amigos.

Además, las fuertes precipitaciones han dejado 968 viviendas afectadas, de las cuales 866 resultaron anegadas, 29 destruidas y tres semidestruidas, detalló.

Ratificó que existe una “situación crítica” en 70 viviendas en el municipio de Belén, en el departamento sureño de Rivas.

La víctima mortal, reportada ayer, es una niña de cinco años que fue arrastrada por una corriente en la comunidad Santa Teresa, en la isla de Ometepe, de acuerdo con la información oficial.

Las copiosas lluvias también provocaron el desprendimiento de piedras y rocas en la isla de Ometepe, ubicada dentro del Gran Lago de Nicaragua, y que acoge a los municipios de Moyogalpa y Altagracia.

Allí fueron reportados seis deslaves, incluido cinco en el volcán Concepción, en la isla de Ometepe, que bloqueó temporalmente el paso de vehículos en la vía.

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) advirtió el martes pasado que una combinación de tres fenómenos atmosféricos podrían causar lluvias prolongadas entre el martes y sábado de esta semana.

Los tres fenómenos son una onda tropical, un centro de bajas presiones y la zona de convergencia intertropical, de acuerdo con las autoridades.

El Ineter espera que las precipitaciones se mantengan frecuentes en Nicaragua en lo que resta de octubre, tras haber atravesado una sequía de tres meses. ACAN-EFE


Noticias Relacionadas