Destacado, Nacionales Por

Preocupación del Centro de Control de Enfermedades. En Nicaragua, el Minsa elaboró un plan «completo y gordo» de prevención, dijo ayer Rosario Murillo.

Tom Frieden, director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, declaró que la epidemia, que ha matado a casi 3 mil 900 personas en África occidental y que se expande poco a poco, afectando particularmente a Estados Unidos y España, no tiene precedentes desde la aparición del sida en la década de 1980.
“Va a ser un largo combate (…) En los 30 años que llevo trabajando en salud pública, lo único comparable fue el sida”, dijo Frieden durante una reunión sobre el Ébola, organizada en Washington por el Banco Mundial.
El debate reunió a los presidentes de los países africanos más afectados, a la directora del FMI, Christine Lagarde, y al presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim.
“Tenemos que trabajar para que esta enfermedad no sea otro sida”, dijo Frieden, quien estimó además que la velocidad es la herramienta más importante para combatir la epidemia.

“Plan gordo” nacional

Desde el anuncio de la epidemia por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se iniciaron gestiones para hacer frente a una enfermedad de la que se conoce muy poco, según declaró en nuestro país  la primera dama y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, a través de medios oficiales.
Para ello, la vocera oficial del Gobierno señaló que se ha elaborado un “plan completo y gordo” por el Ministerio de Salud (Minsa) con una serie de acciones que están en proceso de implementarse.
Entre las medidas que se tomarán en el país son la aplicación de diagnósticos rápidos, control de contactos de casos sospechosos y confirmados, seguimiento de síntomas de las personas que han tenido contacto con el paciente, aislamiento y, en caso de muertes, funerales rápidos, dignos y seguros.

Epidemia. Gobierno orienta medidas como diagnósticos rápidos, control de casos y seguimiento de síntomas.

Murillo recordó que dada la vigilancia al dengue y chikungunya, ya hay mecanismos de control de temperatura instalados en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino.
Por su lado, Ernest Bai Koroma, Presidente de Sierra Leona, uno de los países más afectados por esta enfermedad que ya ha dejado cerca de 3 mil 900 muertos en África Occidental, estimó que la respuesta internacional ante la epidemia de Ébola no es suficientemente rápida. “La respuesta internacional ha sido, hasta el momento, más lenta que el ritmo de transmisión de la enfermedad”, dijo Koroma en una audioconferencia desde Freetown.
“Es necesario que se acelere la transformación de las promesas en hechos concretos sobre el terreno, es una necesidad urgente”, recalcó.
El Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, consideró por su parte que habría que multiplicar por 20 la ayuda actual para lograr poner a raya la enfermedad.

En la foto: Empleados de limpieza de cabinas de aviones son entrenados en Nueva York para protegerse mejor del contagio del virus del Ébola. / Afp


Noticias Relacionadas