Nacionales Por

En las tres primeras horas después de abiertas las ventanillas  de la Oficina de Recepción, Distribución de Causas y Escritos, Ordice, fueron recibidas 19 demandas en los tribunales de familia de la capital, tras la entrada en vigencia el Código de Familia.

Éstas se suman a los 6,378 juicios de familia tramitados bajo el sistema escrito que expiró el pasado martes al entrar ayer en vigencia el nuevo Código de Familia, que establece la oralidad en esos procesos judiciales.

El reto, además, para los seis jueces de Familia acreditados será resolver estas causas en menos de seis meses, tal como lo establece la ley.

El presidente del Tribunal de Apelaciones de Managua, TAM,  Gerardo Rodríguez dijo que de los 6,378 juicios de familia pendientes de resolver, 1,500  están en estado   sentencia.

Eso significa que los otros 4,878 juicios están en fase de tramitación, es decir que todavía faltan pruebas por evacuar,  explicó el presidente del Tribunal de Apelaciones de Managua.

De acuerdo con Rodríguez, el promedio de sentencias de parte de los jueces de Familia es de entre ocho y diez casos.

Por otro lado, en la Asamblea Nacional la entrada en vigor de este cuerpo de ley fue recibida entre representantes de la niñez y la adolescencia, así como de unos 300 niños que marcharon desde el parque Luis Alfonso Velásquez Flores hasta el parlamento nacional.

Para el diputado sandinista Carlos Emilio López, vicepresidente de la Comisión de Asuntos de la Mujer, Juventud, Niñez y Familia, el Código marca un hito histórico en el ordenamiento jurídico nicaragüense porque dará protección a toda la familia.

Menos violencia

Entre los principales logros que han destacado los organismos defensores de los derechos de la niñez está la prohibición al castigo físico y trato humillante, restringido en el artículo 280 del Código de Familia.

La representante de la niñez y la adolescencia, Marcela Useda Serrato, solicitó a través de un pronunciamiento la creación de una comisión encargada de evaluar el antes y el después de la entrada en vigencia del Código en un período de un año.

“Todos debemos cambiar la cultura de los golpes, hay otras formas de educar a los niños sin necesidad de maltratarlos física y psicológicamente, esto es un gran avance como sociedad y los más beneficiados son los más indefensos”, explicó  la Procuradora Especial para la Niñez, Martha Toruño.

El Código de la Familia ha tenido diferentes niveles de aceptación, ya que reconoce la unión de hecho estable en el mismo nivel que el matrimonio, lo que ha sido celebrado por grupos civiles, pero rechazado por la iglesia Católica.

Otro aspecto que sobresale en la nueva legislación es que garantiza juicios orales con plazos máximos de 75 días.

Por Ernesto García y Hatzel Montez


Noticias Relacionadas