Nacionales Por

De los 18 años de laborar para Grupo Bimbo, Óscar Estuardo Donis, un guatemalteco de palabra fluida, lleva un año y siete meses en nuestro país a cargo de la Gerencia Comercial de Grupo Bimbo. En la entrevista nos ofrece su punto de vista sobre el mercado, los colaboradores y sus proyecciones que tiene la empresa en nuestro país.

¿En qué se ha enfocado durante su gestión?

Toda crisis es una oportunidad para nosotros. Nos hemos enfocado, colgado por así decirlo, de las marcas Premium que tenemos como Bimbo, Marinela, y de éstas que tienen sus productos líderes.

Estos productos es lo que nosotros hemos trabajado fuertemente a lo largo de este año y medio, en una distribución numérica en el mercado y también en una saturación del mercado como tal.

Nos hemos aprovechado de estos productos líderes para, de igual manera, introducir otros productos, darlos a conocer al público que son parte del portafolio que Bimbo tiene.

¿Cómo ha visto el crecimiento en el mercado?

Hay productos que hoy me asombran del posicionamiento que tienen en el mercado porque hay países en la región donde éstos no están bien posicionados como hoy los tenemos en Nicaragua. Para mí Nicaragua es un mercado muy noble, en el sentido que estos productos líderes son bien aceptados por los consumidores.

¿Cómo ha sido su transición en un país desconocido?

A inicio pensé que iba a extrañar mi tierra, pero la sorpresa mía es que, algunos paisanos que también tienen cargos similares acá, hemos coincidido en que venimos casi llorando de nuestro país, pero ya cuando estamos aquí no nos queremos ir de Nicaragua.

Igual pasa con colegas que se han tenido que ir de aquí, que tampoco se quieren ir de Nicaragua. Nos hemos sentido muy a gusto. Me siento contento de ver cómo trabajan los nicaragüenses.

Estoy muy asombrado del trabajo que hace la mujer nicaragüense, la participación de la mujer en el mercado es totalmente asombroso para mí.

Aquí en Bimbo tenemos un 52% de la participación de la mujer. Nosotros estamos seriamente trabajando en ser una empresa incluyente y le estamos dando mucha prioridad en darle una oportunidad de trabajo a la mujer nicaragüense.

¿Cómo se proyecta Bimbo en el futuro aquí?

Cada vez están viniendo más empresas trasnacionales, lo cual nos obliga a ser más competitivos, a mejorar nuestros procesos porque la competencia que está viniendo es cada vez más fuerte. Debemos estar a la vanguardia de todo esto, pero para ello hay un equipo especial pendiente de esta situación como es el de Marketing, las áreas de retail que dan soporte a que todo esto esté bien ejecutado.

En Nicaragua el comercio va creciendo grandemente y prueba de ello son los índices de crecimiento en exportación que tiene el país, que es el más grande de toda la región, eso habla muy bien y nos da mucha confianza para ir apostándole al mercado, a invertir más en los puntos de venta con los clientes porque es ahí donde tiene eco todo el esfuerzo que nosotros hacemos con todas las marcas que hoy nos acompañan en Bimbo.

¿Cómo ha sido la retroalimentación con colaboradores nicaragüenses?

Acá el 99% de los colaboradores son nicas. El 1% soy yo. (Ríe). El Grupo Bimbo como tal todos somos una gran familia y esa misma familia cuando nos toca ir a otros países nos recibe con el mismo trato, el mismo respeto, tanto de ellos para con nosotros como nosotros para con nuestros colaboradores.

La clave del éxito para mí es la filosofía con la que trabajamos en Grupo Bimbo, que son los pilares más importantes de la empresa que son sus valores, lo que hace que todos nos sintamos bien. Esa filosofía es el respeto a su dignidad, a su individualidad.

Por Freddy Cardoza

Leé también Sylvia de Levy, la cara del buen momento que vive el turismo


Noticias Relacionadas