Imagen del tráfico en Managua. Archivo/Metro
Imagen del tráfico en Managua. Archivo/Metro

Destacado, Managua, Nacionales por Rafael Lara,

Alcaldía de Managua está experimentando una caída en sus ingresos por segundo año consecutivo y debido a que la inestabilidad política del país se mantiene hasta la fecha, no vislumbra que la situación negativa de los ingresos de la municipalidad pueda cambiar en el último semestre de 2019, según el asesor en temas municipales, Iván Betanco.

“Estimo que el problema político no cambiará a corto plazo y aunque ocurriera, arrancar nuevamente no es de la noche a la mañana. Es necesario estabilidad política para que haya interés y confianza en la inversión, tanto en el municipio de Managua, como en cualquier otro”, dijo Betanco, mencionando que ambiciosos proyectos de infraestructura que venía planificando la Alcaldía, tendrán que esperar.

La venta de sticker de rodamiento es uno de los ingresos de la municipalidad. Archivo/Metro

Según la concejal del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Ileana García, los ingresos ordinarios y extraordinarios municipales de Managua en los primeros 6 meses de 2017 ascendieron a C$4.166,5 millones, pero en 2018, en el mismo lapso de tiempo, se obtuvieron ingresos por el orden de C$3.593 millones; y en el 2019, la cifra bajó a C$2.601 millones.

“Si las ventas están bajas y la cantidad de negocios se ha reducido, lógicamente también el aporte será menor”.
Sellin Figueroa, concejal del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL)

El municipalista también destacó que el cuestionamiento al Gobierno nicaragüense por los informes de graves violaciones a los derechos humanos también es un elemento sensible para la cooperación internacional, en temas de donaciones y préstamos.

Según los informes ejecutivos de la gestión municipal, los ingresos extraordinarios, provenientes del gobierno central y cooperación externa, en el primer semestre del 2017, previo a la crisis, fueron de C$1.504,3 millones. Tras las protestas, el panorama comenzó a cambiar: en el primer semestre de 2018 esos ingresos descendieron a C$982,1 millones, pero cayeron más en los primeros 6 meses de 2019: a C$325,6 millones.

El concejal del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), Sellin Figueroa, analizó los informes municipales y señaló que la línea de ingresos municipales está a la baja.

Policía desplegada en calles de Managua. Orlando Valenzuela/Metro

Policía desplegada en calles de Managua. Orlando Valenzuela/Metro

“En el caso del IMI, toda persona natural o jurídica dedicada a una actividad económica dentro del municipio de Managua está sujeto al pago mensualmente de un impuesto municipal del 1% sobre sus ingresos brutos. Y la baja en su recaudación significan dos cosas: que se está vendiendo menos o que algunos negocios hayan cerrado y por eso se está dejando de percibir”, dijo Figueroa.

En el primer semestre de 2019, se recaudaron C$1.290,9 millones a través de ese impuesto, pero al compararlo con los C$1.543,8 millones, en el mismo período del 2018, se refleja una disminución de C$252,8; o sea, un 16,3% menos.

Figueroa indicó que, en la recaudación correspondiente a licencias y matrículas, se establece el pago anual del 1% por constancia de renovación de matrícula de los negocios, a lo que se agrega el 2% sobre el promedio mensual de los ingresos brutos, obtenidos por la venta de bienes o prestación de servicios.

Los informes muestran que en matrículas y licencias en los primeros 6 meses del 2019 se recaudaron C$468 millones, mientras en el mismo período del 2018 la cantidad fue de C$578,8 millones; la diferencia es de C$110,8 millones; o sea, el 19,1% menos.
“Si las ventas están bajas y la cantidad de negocios se ha reducido, lógicamente también el aporte será menor”, explicó Figueroa, destacando que en los informes no se especifica cuántos negocios renovaron sus licencias o matrículas, por lo que se desconoce la cantidad que dejó de pagar por cierre.

Durante el primer semestre, la comuna capitalina recaudó C$2.601 millones, 27,6% menos que los C$3.593 millones que ingresaron en los primeros 6 meses de 2018

El concejal de CxL comentó que se han hecho recomendaciones a la administración edilicias de Managua: Que dadas las condiciones de la ALMA se haga un análisis previendo una modificación al Presupuesto General de Ingresos y Egresos del 2019, para priorizar proyectos y desde el punto de vista administrativo hacer una revisión de los rubros en los cuales se podría hacer una reducción de gastos.

“Otras reducciones se podrían hacer en gastos de las oficinas centrales, en combustible, viáticos para los altos funcionarios municipales”, recomendó Figueroa, quien considera que los despidos de trabajadores debe ser el último recurso para reducir gastos.

Por su parte, la concejal García dijo que la gran mayoría de los proyectos son de mantenimiento y reparación, siendo la ampliación de la pista Juan Pablo II el único proyecto de importancia para el 2019. Este se desarrollará con financiamiento externo, y la contraparte que debía aportar la municipalidad (US$33 millones), será asumida por el gobierno central.


Noticias Relacionadas