Una de las pocas construcciones que sobreviven a la crisis en Tola. Lésber Quintero/Metro
Una de las pocas construcciones que sobreviven a la crisis en Tola. Lésber Quintero/Metro

Departamentos, Destacado, Nacionales por Lesber Quintero,

La industria de la construcción que hasta inicios del 2018 venía impulsando el crecimiento del empleo formal en el municipio de Tola, Rivas, está en declive y ha dejado a decenas de obreros en el desempleo.

Zacarías López, un contratista de la construcción de la zona costera de Playa Gigante, aseguró que son pocos los proyectos que han sobrevivido a la crisis y que quienes han perdido sus empleos se han visto obligados a retornar a sus faenas tradicionales tales como la pesca y la agricultura.

“Antes de la crisis de abril del 2018, este rubro estaba bien, ahora las inversiones que aún siguen en pie a lo largo de la franja costera de Tola son pocas, pero también ha reducido su personal y la percepción acá es que el área de la construcción se va estabilizar hasta que los inversionistas extranjeros consideren que la estabilidad a retornado al país”, comentó López.

Además dijo que él tenía 25 obreros a su cargo, para trabajar en proyectos privados, pero ahora únicamente se ha quedado con cuatro trabajadores.

Las playas de Rivas habían vivido un auge turístico en los últimos años. Archivo/Metro

“Inversionistas que compraron propiedades para construir casas de playa, han regresado a sus países sin iniciar las obras y de lo que estamos subsistiendo es reparaciones mínimas que solicitan residentes o lugareños, pero proyectos de US$300.000 que solíamos ejecutar han desaparecido”, detalló.

Henry Falcón, propietario de la ferretería más grande de Tola, confirmó que el mal momento que vive el área de la construcción en este municipio se refleja con la poca demanda de cemento.

“Antes de abril del 2018, yo vendía más de 2.000 bolsas de cemento a la semana y hoy no llegó ni a 300, porque las construcciones se han caído en un 80%”, apuntó Falcón.


Noticias Relacionadas